España a través de su artesanía

Por NH Hotels | 12:31

La artesanía española es reconocida a nivel internacional por la amplia variedad de artes y técnicas desarrolladas, así como por la calidad de sus productos. Curtidores, cesteros, alfareros o lutieres son oficios que suenan a pasado, sin embargo, las manufacturas están de moda. Te proponemos un viaje por España a través de su artesanía para que en tu próxima escapada te hagas con souvenires artesanales que, además de ser objetos únicos y originales, contribuyen a la economía local y a la preservación de oficios centenarios.

Las manos del alfarero se hunden en la arcilla húmeda para transformar el barro en auténticas obras de arte. La cerámica quizá sea el arte más extensamente trabajado a lo largo del territorio nacional. La arcilla moldeada se decora con colores vivos para convertirse en objetos de decoración, útiles de cocina o complementos de moda. En las Islas Canarias son famosas sus vasijas guanches; en Teruel, destacan los tonos verdes de su cerámica, vestigio del pasado mudéjar de la ciudad, y, en Talavera de la Reina encontramos una amplia gama de diseños que, desde hace siglos, son fabricados por los alfareros locales. Si pasas por Madrid, visita la centenaria Antigua Casta Talavera, donde puedes comprar piezas únicas procedentes de Granada, Toledo y Castellón.

El trabajo artesanal de la piel y el cuero es uno de los oficios tradicionales que goza de mejor salud. Zapatos, cinturones, mochilas y bolsos son apreciados por la resistencia de sus materiales y la calidad de sus acabados. La sierra de Cádiz es conocida por los talleres de marroquinería de Ubrique, y Salvatierra, en Álava, por sus piezas de guarnicionería, muy apreciadas en el mundo de la equitación.

La cornisa cantábrica se caracteriza por una artesanía parca y sobria, menos ornamental que la mediterránea. En una tierra de monte y minería, esta realidad tiene su reflejo en la manufactura local. En esta región es célebre el trabajo en madera, metal y piedra. La Feria Nacional de Artesanía, celebrada cada verano en Gijón, es el escaparate ideal para mostrar las piezas de joyería fabricadas con el azabache extraído de la costa asturiana, las abarcas -zuecos de madera labrada típicos de Cantabria- o las cucharas de boj del valle de Santa Cruz de Campezo.

Olot, en la provincia de Gerona, apuesta fuerte por la artesanía con seis mercados al año. En estas ferias se dan cita artesanos de toda la región para vender sus productos. Son típicos el encaje de bolillos del Baix Penedés, donde puedes visitar un museo dedicado a este arte; la azulejería, cuyos colores varían en función del origen, o la cestería. Es destacable de Cataluña el trabajo artesanal del chocolate para elaborar las tradicionales monas, que los padrinos regalan a sus ahijados para celebrar la Pascua.

En la Meseta destaca la elaboración artesanal de productos de alimentación. Los quesos de La Mancha, los embutidos castellanos, la cecina de León o dulces como las yemas de santa Teresa o las cocadas son solo una mínima muestra de la oferta de la región. La gastronomía siempre es una buena razón para viajar, así que acércate a los restaurantes de los hoteles NH y degusta los platos típicos de cada región elaborados con productos de fabricación tradicional.

 
  • publicado por Lawanda | 10 octubre 2016, 18:33,

    Call me wind because I am abstluoely blown away.

     

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*