Batalla del Vino de Haro

Por NH Hotels | 12:06

Como cada año por estas fechas miles de personas preparan sus ropas blancas y pañuelos rojos, que irán atados al cuello, para celebrar una de las fiestas más divertidas de la temporada estival. En Haro, La Rioja, ya está todo dispuesto para recibir a la masa que, vestida de blanco impoluto, se enfrentará en su batalla más famosa.

La Batalla del Vino de Haro tiene un único objetivo: manchar de vino al prójimo. El vino es la munición en esta guerra; las armas, botas de vino, botellas, calderos, cubos… cualquier recipiente vale en esta divertida batalla sin bandos en la que los primeros en atacar suelen ser tus amigos. La música de las charangas y los bailes no paran mientras quede vino, y la lucha termina con un almuerzo tradicional a base de chuletillas al sarmiento y caracoles.

La fiesta tiene sus antecedentes en el siglo VI, cuando los jarreros empezaron a visitar la cueva donde reposaban los restos de san Felices de Bilibio. Con el paso del tiempo, se levantó una ermita y se instauró la tradición de peregrinar hasta allí una vez al año. Un 29 de junio de finales del siglo XIX, uno de los romeros tuvo la idea de remojar, quizá, con su bota de vino a su compañero de mesa. Así comenzaron los bautizos de vino que dieron paso a la batalla. La fiesta se popularizó siendo reconocida como Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2011 y atrayendo a miles de personas hasta esta localidad riojana.

Esta fiesta es mucho más que una liza. Es una celebración del vino y la viña, del trabajo de quienes lo producen. Aprovecha tu visita a Haro para acercarte a alguna de las bodegas que se ubican en los alrededores de la ciudad y catar un buen Rioja. Las Lacort o las Gómez Cruzado son una buena opción, pero son solo dos de la más de una veintena que se reparten por la comarca. No puedes perderte la Selección de Vinos Isabel Gutiérrez, una tienda con más de cuarenta años de historia en la que podrás comprar no solo caldos de la tierra, también vinos poco de conocidos de bodegas pequeñas y conservas de la huerta riojana.

Si no quieres perderte nada de la cultura del vino de esta región, te recomendamos la Ruta del Vino de La Rioja Alta, un viaje a través de la tradición vitivinícola de la comunidad, su gastronomía y sus costumbres, disfrutando de los paisajes de la ribera del Ebro riojana.

La situación estratégica de Haro, enclavada en el eje del Ebro, la sitúa a un paseo en coche de ciudades como Logroño o Vitoria-Gasteiz. Por eso, te sugerimos que te alojes en el hotel NH Logroño Herencia La Rioja, el NH Canciller Ayala Vitoria o el NH Collection Palacio de Burgos, donde podrás, además, saborear la cocina tradicional de la zona.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*