¿Qué dice de ti tu maleta?

Por Diego Feijoo | 10:04

Viajar es uno de los placeres de la vida. Pero para hacerlo necesitas un elemento indispensable que suele traer bastantes quebraderos de cabeza: la maleta. Guiándonos por ello, hoy, desde NH Hotel Group, descubrimos las clases de pasajero según su maleta.

Como decíamos, todo lo que sea viajar es maravilloso. Descubrir nuevos destinos, repetir en aquellos que nos han encantado, ir a la aventura, dejar sorprendernos por aquello que nos encontramos…es una sensación única. Pero antes de montar en el avión siempre surge la misma duda: ¿Qué meto en la maleta y cuál llevo? Según eso, clasificamos los viajeros de esta manera:

La clásica maleta de cabina de avión. Sí, la de 55x40x20 y que no puede superar los 10 kilos. Cuando llevas esa maleta siempre vas agobiado. No tienes claro si entrará en la maldita caja esa antes de la puerta de embarque, si te habrás pasado con el equipaje… son momentos de angustia. Generalmente las utilizamos para escapadas rápidas de puente o fin de semana y que no exijan un exceso de equipaje.

Las maletas grandes. Esas que te cuesta hasta mover. Son enormes, con capacidad para meter casi todo tu armario y se usan para esos viajes largos en los que vas a necesitar de todo. Evidentemente hay que facturarla, y vas con el aeropuerto con la sensación de no saber si llevas tú a la maleta o es la maleta la que te lleva a ti.

La mochila de aventurero. Cuando ves a alguien en el aeropuerto con una mochila así sueles intuir 2 cosas: que el viaje no va a ser muy extenso y que esa persona está buscando algo relacionado con la naturaleza. Pese a su aspecto frágil generalmente engañan, el tener tantos bolsillos y el ser maleables ayudan a aprovechar muy buen su espacio.

La bolsa de mano, bolso o mochila pequeña. Con estos sí que no fallas. Si ves a alguien así montando en un avión lo más normal es que sea un viaje de trabajo en el día. Gente que no necesita más que un pequeñísimo equipaje de mano no se aventura a hacer un viaje de más de un día salvo que se vaya a embarcar en “El último superviviente”.

Las maletas de ruedas, las impermeables… Quizá ver esto te sorprenda, sobre todo si eres una persona joven. Pero no creas que lo de tener un asa para empujar tu maleta de ruedas lleva toda la vida.  Antes había que ir cargando las maletas a pulso, y las únicas que llevaban unas ruedas eran las del tipo “samsonite” que además de ser gigantes, eran carísimas. También es normal ahora que las maletas sean impermeables, tanto por fuera como por dentro, para que si vas a un destino lluvioso no te encuentres toda la ropa empapada al llegar al hotel. Estas cosas que ves tan normales hoy en día, no eran tan usuales hasta hace no tanto.

Ya se empiezan a ver, aunque todavía son las menos, las maletas que tienen incorporadas los últimos avances de la tecnología. Maletas con gps incorporado por si se extravía o te la roban, maletas con un pequeño motor y un mando a distancia para llevarlas como si de un coche teledirigido se tratara… todo esto que hasta hace nada parecía impensable a la vez que imposible lo estamos empezando a ver en los aeropuertos… ¡el futuro ya está aquí!

Otro día hablaremos de lo que hay dentro de las maletas, el cómo tu forma de organizarla o según qué metas te define como viajero. Y recuerda, que sea cual sea tu destino, allí tendrás un hotel de NH Hotel Group esperándote.

 

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*