Andalucía con el Guadalquivir como guía

Por NH Hotels | 15:54

De Jaén al océano Atlántico, el río Guadalquivir es el quinto más largo en la península ibérica y la arteria principal de Andalucía. Testigo de conquistas, proezas y avances, por siglos ha sido protagonista de la historia de la región y, hoy, lo tomamos como compás para recorrer las tierras de esta comunidad. ¿Nos acompañas?

Empezado su recorrido, las aguas del Guadalquivir marcan el camino a Córdoba. Una provincia rica en historia, un destino imprescindible en el sur de España. Su capital, homónima, es sin duda el atractivo más popular e importante. Reminiscencias del califato cordobés adornan la ciudad y han conseguido convertirla en aquella con más espacios considerados como Patrimonio Mundial por la UNESCO. La Mezquita-Catedral, el Centro Histórico a su alrededor, la Fiesta de los Patios y Medina Azahara consolidan esta lista y, en sí, cada uno es razón suficiente para visitar Córdoba.

La magnífica Mezquita-Catedral es el primer monumento de todo el Occidente islámico y en su historia arqueológica refleja la evolución del estilo omeya en España en su mayor apogeo. De igual manera, el centro histórico que la rodea, uno de los más grandes de Europa, es una expresión viva de las diferentes culturas que han existido ahí. Su extremo sur lo delimita el río Guadalquivir, el protagonista hoy. En, y como parte del Patrimonio Mundial, se elevan el puente romano y la Calahorra, paradas que no querrás pasar en este recorrido. También dentro del Centro Histórico, el Alcázar de los Reyes Cristianos es otro sitio imprescindible. Fortaleza y palacio de sólidos muros, alberga en su interior un majestuoso solar que por años fue lugar predilecto de los distintos gobernantes de la ciudad.

Continuando nuestro camino por Córdoba, encontramos zonas menos conocidas pero igual de encantadoras que la capital. Por ejemplo, más al sur de la provincia, descubrimos la Subbética cordobesa y, uno de sus rincones más hermosos, el pueblo de Zuheros. Sumamente pintoresco, mantiene la esencia del pasado en sus calles blancas y adoquinadas, mientras que campos de olivos se extienden a su alrededor. Un lugar perfecto para desconectar y enamorarse un poco más de Andalucía.  

Y para cerrar este viaje por la historia de Córdoba, te invitamos a acabar el día en nuestro NH Collection Amistad Córdoba. Formado por dos palacios del siglo XVIII, sus patios románticos, arcos y techos tallados y ornamentados evocan tradición, lujo y comodidad.

Desde Córdoba, el caudal nos lleva a Sevilla. Su magia y carisma no necesitan introducción. Anfitriona de una de las ferias más conocidas en España y destino para miles de turistas durante todo el año, Sevilla es indiscutiblemente una de las grandes joyas de Andalucía. Podríamos dedicar un libro entero a sus maravillas pero hoy nos centramos en los espacios alrededor del Guadalquivir y todo lo que tienen para ofrecer.

La relación entre ciudad y río es amplia, ya que el segundo ha sido de los factores más significativos para el crecimiento y prosperidad de la capital hispalense. En el siglo XVI, cuando la región de Sevilla era centro mercantil del mundo occidental, este río era la principal vía de comercio. Esta pujanza se reflejaba en los negocios, sociedad y arquitectura. También durante esta época, Fernando de Magallanes comenzó lo que sería la Primera Vuelta al Mundo en las orillas del Guadalquivir. Cruzando el Puente de San Telmo podrás ver la esfera armilar que conmemora el punto de partida de este viaje.

Así mismo, en el margen izquierda del río se eleva la Torre del Oro, con 36 metros de altura. Cuando se construyó, cerraba el paso al Arenal mediante un tramo de muralla que la unía con la Torre de la Platas, ambas concebidas como defensa el Alcázar de Sevilla. Desde 1944, la Torre del Oro alberga en su interior el Museo Naval de la ciudad.

Al otro lado del río, el barrio de Triana nos recibe con una personalidad inequívoca. El puente de Isabel II, también conocido como el Puente de Triana, es el paso que conecta esta icónica zona con el resto de la ciudad pasando sobre el Guadalquivir. Una vez en Triana, descubrirás una tierra de artistas donde el flamenco y la artesanía de cerámica enamoran a cada visitante. Resultado de haber nacido al lado contrario del río, una sensación de independencia e identidad propia la separan del resto de Sevilla.  

Si decides parar por unos días en esta ciudad, puedes encontrar el espacio perfecto para descansar en cualquiera de nuestros tres hoteles: NH Plaza de Armas, NH Sevilla Viapol y NH Collection Sevilla.

Esperamos que hayas disfrutado este recorrido tanto como nosotros. ¡Nos vemos en la próxima! 

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*