Gastronomía española que sorprende a visitantes de fuera

Por NH Hotels | 15:49

Sería absurdo decir que la gastronomía española es una de las más valoradas y apreciadas tanto por locales como por turistas. La calidad y variedad de productos, las infinitas opciones de recetas, las deliciosas combinaciones de sabores, la dieta mediterránea o los numerosos restaurantes y chefs españoles con los reconocimientos internacionales más importantes en el panorama gastronómico… todo ello da forma a una de las ramas de la cultura española más envidiada y disfrutada. Eso sí, la gastronomía española puede llegar a ser realmente sorprendente para visitantes de fuera, tanto en producto como en recetas (¡Ah! Sin olvidarnos también de los horarios tan característicos y tardíos en España para las comidas…). ¿Quieres saber qué platos tan “normales” para nosotros sorprenden tanto a los turistas?

Pulpo a la gallega

Ciertamente el pulpo se trata de uno de esos alimentos que, a primera vista, no tiene por qué resultar atractivo y apetitosos: los tentáculos, la textura viscosa e incluso la manera de prepararlo. Pero, una vez se prueba, ¡no hay vuelta atrás! El pulpo a la gallega es una de las recetas más degustadas y adoradas por locales y turistas.

Aceite de oliva

Realmente no es tanto el producto lo que sorprende sino su uso. En España y en su gastronomía, el aceite de oliva es un imprescindible sea cual sea la receta. Freír, cocer, aliñar, macerar… no hay excusas para no utilizarlo. Mientras en otros países se limita a tener un uso mucho más específico  en España no puede faltar nunca.

Rabo de toro

Quizás una de las recetas españolas más tradicionales y longevas, puesto que se estima que ya era una de las recetas clave en el siglo XVI. Pero, es comprensible que el nombre no suene tan delicioso como luego realmente es su sabor. Además, su triunfo ha hecho que hoy en día se haya extendido en sus mil y una versiones: risotto de rabo de toro, croquetas de rabo de todo… ¡no hay límites!

Cochinillo, oreja, morcilla…

En este caso, es el aprovechamiento del cerdo lo que más asombra a nuestros visitantes de fuera. Desde ver al animal asado en una bandeja de barro hasta las innumerables recetas creadas con cualquier parte del cuerpo del mismo: la morcilla, la oreja, las manitas de cerdo, los snacks de corteza de cerdo, y toda la casquería correspondiente. ¡Y en España es lo más normal!

Percebes

Su aspecto es, cuanto menos, sorprendente. Se trata de uno de los productos nacionales quizás más desconocidos a la vez que valorados (una vez se conocen, claro está). Y siendo realistas, no solo a los visitantes de fuera sino que a más de un español no le importaría conocerlos mejor.

Calçots

A la brasa y con su salsa romescu, por supuesto. ¿A quién no le sorprende que una variedad de tallo de cebolla sea una auténtica delicia en la zona de Cataluña? Y ya no solo el producto en sí, sino la tradición de las “calçotadas” que lo acompaña y en la cual se acaba celebrando una auténtica fiesta entre amigos y familiares.

Pan

En este caso ocurre como con el aceite de oliva. Obviamente no se trata del producto en sí, puesto que es uno de los más consumidos en sus distintas formas en cualquier país. Se trata más de la manera de consumirlo en España: siempre acompañando cualquier comida, en tostadas en el desayuno, en bocadillo… ¡hasta como plato principal con las famosas migas!

¿A alguien más se la ha abierto el apetito con esta lista de delicias gastronómicas? Una cosa está clara… por mucho que sorprendan a los visitantes de fuera, les suelen gustar aún más.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*