Un fin de semana mágico en Salamanca

Por NH Hotels | 11:44

Una escapada de fin de semana siempre es necesaria para cambiar de aires y, además, la puedes aprovechar para empaparte de la cultura de otra ciudad. Hoy te proponemos una ruta mágica por Salamanca, ideal si has decidido pasar dos días en esta magnífica ciudad. No pierdas detalle y te aseguramos que exprimirás la experiencia al máximo.

Día 1

Pongamos que tu aventura en Salamanca comienza un sábado por la mañana. La Plaza Mayor es un lugar ideal donde comenzar este día. Aquí podrás disfrutar de la clásica estampa, la plaza de las plazas, donde también verás el Ayuntamiento, un edificio que destaca por su arquitectura y al que tendrás que dedicar unos minutos para contemplar.

Desde aquí, camina hacia la iglesia de San Martín, construida en 1103, es un símbolo de gran reconocimiento dentro de la arquitectura religiosa románica salmantina.

Pasea varios minutos por la Calle Mayor hacia la catedral. En un momento estarás en una plaza amplia donde se levanta la Catedral Nueva encarando el Palacio de Anaya. Vale la pena visitar ambos edificios, aunque todo depende de tus preferencias. Pero ¡no sufras! Tienes tiempo de sobra para disfrutar de ambas maravillas arquitectónicas.

Más tarde, ve hacia el Huerto de Calixto y Melibea. Te suenan sus nombres, ¿verdad? Son los protagonistas del clásico literario “La Celestina”. Este lugar mágico te permitirá volver al pasado, sobre todo si has leído el libro y eres capaz de imaginarte en aquellos tiempos. Además, es una ubicación ideal para retratar las catedrales y la zona del río.

Tu última parada antes del descanso de medio día es la Casa Lis, uno de los monumentos más admirados de la ciudad por su impresionante diseño. Te recomendamos que te tomes tu tiempo para apreciar la vidriera que cubre el patio central y las de la fachada sur, de cara al río. Sabemos que te vas a enamorar de este lugar.

Tras un parón para comer y descansar, retomamos el recorrido en el edificio de la Universidad de Salamanca. Su fachada es uno de los lugares más populares de la ciudad porque en ella se esconde una rana y, detrás de la rana, un sinfín de leyendas que cobran popularidad con el paso de los años.

El auténtico Cielo de Salamanca no es el que está sobre tus hombros, sino el que se encuentra en el Patio de Escuelas Menores. Este fresco, que antaño se encontraba decorando el techo de la Biblioteca de la Universidad, representa las constelaciones de los signos del zodiaco Leo, Virgo, Libra, Escorpio y Sagitario. También se pueden ver en él las constelaciones de Hércules, Serpentario, Hidra y Centauro. El Cielo de Salamanca recopila con estas imágenes el saber y la tradición que entonces había sobre la astrología y la astronomía.

La Casa de las Conchas es tu siguiente parada. Visítala y contempla las torres de la Clerecía desde su primer piso. Es una estampa espectacular que se te quedará impresa en la memoria.

Por último, y antes de regresar al hotel para descansar, echa un vistazo a la Casa de las Muertes. Este edificio del siglo XVI debe su nombre a las cuatro calaveras de su fachada. Algunos dicen que, por el contrario, su nombre se debe a las cuatro extrañas muertes que sucedieron en su interior. ¿Por qué teoría te decantarías tú?

Día 2

Hoy el día comienza en la Catedral Vieja, a cuyas torres podrás subir para disfrutar de las mejores vistas de Salamanca. ¡Pero ojo! Si tienes vértigo, será mejor que no lo hagas, ya que la subida tiene 30 metros de altura y lo que debería ser una experiencia maravillosa podría convertirse en un mal rato.

Una vez abajo, dirígete a las orillas del río Tormes por la calle Tentenecio, donde se encuentra el Puente romano. Desde aquí podrás volver a ver la fachada de la Casa Lis y, además, podrás capturar las vistas más conocidas de Salamanca: el puente romano y las catedrales al fondo.

Para acabar con este fin de semana lleno de encanto, te recomendamos visitar el Convento de San Esteban, perteneciente a la orden de los dominicos. Aunque data de 1610, el convento se construyó tras la destrucción del primero en 1256. Aquí podrás ver una combinación de arquitectura, cultura e historia que te dejará maravillado.

Un hotel a la altura de tu experiencia

Aunque muchas veces no es la prioridad, el alojamiento es el factor que hace que una escapada de fin de semana sea plena. Por eso, te recomendamos el recién reformado NH Collection Salamanca Palacio de Castellanos y. Ubicado en un antiguo palacio del siglo XV, el hotel se encuentra en el centro turístico de Salamanca, a solo tres minutos andando de la Casa de las Conchas, muy cerca de la catedral y de la Plaza Mayor. Se trata de un alojamiento exclusivo que, sin duda, supondrá el broche de oro de tu experiencia en Salamanca.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*