JJOO Londres 2012: Mirea Belmonte estrena el medallero español con una plata

Por Ana Mellado | 23:26

Se ha hecho esperar, pero al fin ya está aquí. La nadadora Mireia Belmonte ha desempolvado el medallero español con una plata que sabe a gloria tras largas jornadas en las que se sucedía la decepción, el amargo sabor de la derrota y  la pesadumbre de no poder mostrar al mundo su valía. La joven de Badalona ha roto la maldición tras concluir en segunda posición en la final de los 200 mariposa. Belmonte, que partía en primer lugar en el último largo, se alzó  con la plata con un tiempo de 2m, 05.25s, por detrás de la china Liuyang Jiao, que superó a Belmonte en los últimos metros batiendo el mejor registro olímpico hasta la fecha (2, 04, 06s). En tercer lugar terminó la japonesa Natsumi Hoshi (2m 05, 48).

A pesar de sus 21 años,  se erigía como la mejor baza de la natación española en sus segundos Juegos Olímpicos. Fruto de su tesón, coraje y esfuerzo, Mireia ha acariciado la cima. A pesar de haber sido eliminada en los las semifinales de los 400 libres y 200 estilos, ha sabido encarar la derrota, mantener la concentración y mirar hacia adelante, para finalmente deslumbrar en el Centro Acuático de Londres y alzarse con la medalla de plata.

La hazaña de la nadadora trasciende de la presea. Belmonte ha conseguido batir el récord de España al firmar ese tiempo de 2:05:25 y ya eleva a cinco el medallero español en la historia de la natación, la segunda de mujeres. La de Badalona ya forma parte del selecto club integrado por los consagrados Martín López, Zubero, David López Zubero, Sergi López y Nina Zivanevskaya.

Hasta ahora España no se reconocía en los Juegos de Londres 2012. Pasaban los días y la agonía se acrecentaba. Las medallas no llegaban. Las ilusiones de España se estrellaban una y otra vez en el larguero de Londres 2012, sin conseguir anotarse un tanto. Pero sólo era cuestión de tiempo y perseverancia.  Fácil es celebrar la victoria, pero la valentía se demuestra reponiéndose de los batacazos, como bien ha demostrado Mirea Belmonte.

No todos los atletas españoles saborearon el éxito en la quinta jornada de los Juegos de Londres 2012.

Los jugadores de hockey sobre hierba sufrieron y sufrieron, precipitándose a la derrota frente a una Australia coordinada y audaz.  Los españoles no dibujaron ni un ápice de esperanza en  el Riverbank Arena de la capital británica. Pero lo que realmente preocupan son las bajas. El delantero Pol Amat acabó lesionado en el hombro derecho y se perderá el resto de partidos en los Juegos Olímpicos.

El palista español Samuel Hernanz se confirmaba como una de las bazas para dar la primera medalla a España en estos Juegos Olímpicos, pero tampoco pudo ser.  Se quedó a las puertas del podio en la final de piragúismo K1. Su tiempo de 96,98 segundos le ha dejado en la quinta plaza, peor puesto que el obtenido en las semifinales.

Jo-Wilfried Tsonga frustró la andadura del español Feliciano López  en Wimbledon en el cuadro individual del torneo de los Juegos Olímpicos de Londres tras derrotarle en la tercera ronda por 7-6 (5) y 6-4.

En la contrarreloj, el vizcaíno Jonathan Castroviejo permaneció mucho tiempo al frente de la clasificación con un tiempo de 53:29, pero finalmente acabó en el puesto noveno, a 2:49 del ganador. Luis León Sánchez sufrió una avería mecánica en la primera pedalada, ya en la rampa de salida, y perdió varios segundos hasta que recibió una nueva bicicleta. El murciano, sin opciones ya desde el primer metro, terminó en el puesto 32.

Desde la Casa de España, alojada en el hotel NH Harrington Hall, confiamos en nuestro equipo. En las Olimpiadas, España acostumbra a brillar bien entrada la competición. Las medallas se han hecho esperar. Sólo era cuestión de no bajar guardia, de seguir trabajando, de no permitir que un mal comienzo minase la moral del equipo. Y así lo ha hecho Mireia Belmonte. El mejor ejemplo de esfuerzo y superación.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*