5 dulces de Semana Santa para ‘foodies’

Por NH Hotels | 12:32

La revolución culinaria de la gastronomía en España ha tocado de lleno a los platos típicos de Semana Santa. Y quizá con más ahínco a los dulces. Hace años, cocineros y pasteleros agudizaron el ingenio para inventar platos que sí se pudieran comer durante la vigilia. Leche, harina, huevos, mantequilla, azúcar y miel eran los ingredientes permitidos y con ellos se formularon las recetas que todavía hoy siguen vivas. Pero es el turno de dar la vuelta a aquellas fórmulas.

Torrijas, buñuelos y pestiños son reinterpretados por conocidos obradores y chefs. De norte a sur, de este a oeste, descubrimos las 5 citas ‘foodies’ más dulces para estas vacaciones:

Torrija helada. El obrador artesanal del principal restaurante de NH Collection Madrid Eurobuilding, DOMO by Roncero, en Madrid, recrea una versión helada de la torrija, con un pan de brioche especial empapado en leche y nata. Se congela con el fin de sellar los sabores y se presenta como una torrija caramelizada, no frita. El artífice de esta receta es el chef Paco Roncero, bajo la dirección de Luis Bartolomé.

‘Amai Age’. Es como se ha bautizado la colección de siete torrijas creada por José Fernández, chocolatero de Pastelería Nunos, de Madrid, para la Semana Santa de 2016. Su creatividad ha sido avalada con el Premio a las Mejores Torrijas de la Comunidad de Madrid en 2008, 2009 y 2014. Las que ha elaborado este año se inspiran en el creciente gusto por la gastronomía japonesa en España. Partiendo del sabor a torrija original, cada una de las piezas de esta colección recrea un plato de la cocina nipona, con originales tonos y aromas.

Buñuelos ‘sin’. La tendencia no sólo incorpora nuevos sabores, formas y colores. También se adapta a todas las personas, sean diabéticos, celiacos e intolerantes a la lactosa. La versión ‘sin’ de los buñuelos ha debutado las pasadas Fallas de Valencia. Los ha incorporado a su carta el restaurante Kimpira de Valencia, En concreto, hay dos variedades: una para personas con intolerancia al gluten y otra para alérgicos al azúcar y la lactosa. Para crear esta receta, se ha utilizado harina de arroz y levadura sin gluten, aceite de oliva y calabaza. La guinda la pone el agave, endulzante libre de gluten y la melaza de arroz apta para diabéticos e intolerantes a la lactosa.

Helado de pestiño. En Sevilla, una de las capitales más concurridas estas fechas, se encuentra la heladería La Fiorentina, donde han conseguido unir la tradición con el dulce frío para dar con el helado de pestiño. Joaquín Liria es el maestro heladero artífice de esta receta y de otras como helados con sabor a flor de azahar, crema mediterránea con de aceite de oliva, torta de aceite y sorbetes de vinos andaluces.

Dulce penitente. Se trata de un pastel ‘petisú’ relleno de chantilly y crema pastelera que recrea la figura de un cofrade en procesión. El hábito está hecho con azúcar ‘fondant’ y el capirote es de chocolate. La creación nació en el obrador de la pastelería Vitín de Valladolid en 2012 para homenajear su Semana Santa, declarada de Interés Turístico Internacional, y ya se ha convertido ya en un emblema gastronómico de esta cita anual.

No existe mejor forma de descubrir nuevas tendencias gastronómicas que viajando. Si conoces algún dulce de Semana Santa que no hayamos mencionado, puedes contárnoslo y compartir. Además, en todas estas ciudades podrás encontrar establecimientos de NH Hoteles donde alojarte para poder disfrutar a fondo de la Semana Santa y de sus innovadoras propuestas culinarias.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*