Un viaje por los secretos del pan

Por NH Hotels | 11:10

El pan es mucho más que un simple alimento. El pan es cultura y, como tal, se ha convertido en objeto de viajes, experiencias gastro, talleres… y hasta de curiosos y atractivos museos en diferentes rincones del mundo. En España, la cuna por antonomasia de este producto se encuentra en Valladolid. Allí, en la localidad de Mayorga de Campos, se alza el Museo del Pan más grande de nuestro país. Una visita obligada para los amantes de este manjar.

El pan es un alimento que vertebra buena parte de nuestra gastronomía y que ocupa un lugar privilegiado en nuestra cultura (y en nuestra mesa) desde tiempos inmemoriales. Tan popular como gourmet, y tan clásico como contemporáneo, este producto está presente en nuestro día a día representando, en buena parte, muchas de nuestras propias tradiciones. Para conocer este alimento en profundidad y hacer un recorrido por su historia, que supera los 6.000 años de antigüedad, puedes visitar el Museo del Pan de Mayorga, el museo más importante sobre pan que existe en España.

Impulsado por la Diputación de Valladolid con el objetivo de dar a conocer, tanto dentro como fuera de la provincia, el pan vallisoletano, el Museo del Pan se ubica en la Iglesia de San Juan de la localidad de Mayorga de Campos. Dentro de la región de Tierra de Campos, comarca productora de pan por excelencia, este museo nos brinda la oportunidad perfecta para conocer mejor este producto, sus variedades, sus procesos de elaboración, su presencia en otras culturas o su evolución a lo largo de la historia. Y es que hay muchísimos aspectos de este maravilloso manjar que, seguro, todavía desconoces.

¿Qué ofrece este proyecto? Una iniciativa didáctica en la que el visitante puede “saborear” la historia de este producto, al mismo tiempo que disfrutar, de primera mano, de una parte práctica que le permitirá descubrir por completo la esencia de este gran alimento.

Entre sus diferentes propuestas y actividades, el Museo ofrece la oportunidad de realizar un viaje sensorial por el universo de los cereales, adentrarse en “La Molienda” y conocer los diferentes tipos de molinos (desde los más sencillos y antiguos, hasta los que cuentan con la más moderma tecnología); disfrutar de un recorrido histórico a lo largo de todo el proceso de fabricación del pan; o recorrer todos los aspectos que han ido dando forma a la cultura en torno a este alimento: refranes, curiosidades científicas, la dieta y su valor nutritivo, la presencia del pan en la religión y sus manifestaciones… Finalmente, la visita incluye la posibilidad de presenciar la elaboración de pan en un obrador totalmente equipado para las dos producciones de pan fundamentales: el pan de flama y el pan candeal.

Otros museos: Museo del Pa de Torá (Lérida)

Además del Museo del Pan de Mayorga, existe un pequeño museo que, más conocido como ‘Forn de la Vila’ (Horno de la Villa), se ubica en la pequeña localidad de Torá de La Segarra (Lérida): el Museo del Pa de Torá. Una curiosa alternativa para los que tengan previsto visitar esta zona.

Cuentan en su web que, en 1979, un grupo de jóvenes voluntarios de esta localidad limpió y restauró el horno medieval de la villa y que, poco después, en 1983, se pudo acondicionar el recinto para facilitar las visitas. Es así como surge este pequeño Museo del Pa de Torá, un espacio en el que, de manera permanente, se exponen productos elaborados junto a curiosas piezas y utensilios propios de la tradición panera.

Una pequeña muestra en Tona (Barcelona)

Por último, en Tona, a escasos kilómetros de la capital de Osona (Barcelona), hace casi 30 años que Joaquim Sañé colecciona en su Museo del Pa objetos y piezas relacionadas con este producto. Se trata de una colección privada que, sin embargo, su artífice abre a los curiosos previa solicitud telefónica (93 887 04 21).

La muestra cuenta con más de 200 herramientas de panadero que permiten al visitante hacerse una idea de cómo ha evolucionado este oficio a lo largo del tiempo, así como con una de las colecciones de panes más importantes de Cataluña: desde la mayoría de variedades catalanas hasta una selección de más de 250 panes de todo el mundo.

El pan: una nueva experiencia “Michelín”

Para los que no perdonan una comida, por muy exclusiva que sea, sin un buen trozo de pan, se pueden encontrar hasta restaurantes con estrella Michelin que dan a este alimento su merecido lugar. ¿Algunos ejemplos que merece la pena probar? En Mugaritz, el restaurante de Andoni Luis Aduriz, el pan tiene un papel protagonista y se presenta como un plato más dentro de la experiencia. A destacar sus elaboraciones como “El pan de azul” o “El pan asado de verduras y queso”; Toño Pérez, chef de Atrio en Cáceres, ofrece junto a sus propuestas una torta de aceite con aceitunas firmada por Paco Fernández (maestro panadero de Viena La Baguette en Madrid). Un pan tipo “focaccia” que está entre los productos más demandados por sus clientes; o Ángel León, que en su restaurante Aponiente brinda a los comensales sus interpretaciones más exclusivas: la “focaccia” de camarones, un “roll” pintado con plancton y zurrapa de atún, o un pan de molde con avellanas y pasas.

¿No se te hace la boca agua?

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*