Temporada de setas

Por NH Hotels | 10:58

Los amantes de las setas están deseando que se tiña el paisaje de marrones y hojas en el suelo para salir a por sus preciados hongos. Otoño, te queremos.

¿Qué necesitas para una tarde de setas?

  • Ropa de abrigo: incluyendo botas o calzado resistente al agua y a la montaña. Las setas crecen en lugares húmedos y no queremos resfriarnos por pasar una tarde al fresco.
  • Cesta de mimbre: importantísima, los orificios de la propia cesta ayudan a que las esporas caigan y formen nuevas. No puedes usar una bolsa de plástico.
  • Navaja: corta la seta por el tronco, así no se destruirá.

Para principiantes, no estaría mal llevar una guía de setas, aunque las que son comestibles son fácilmente reconocibles.

Hongo, champiñón, níscalo, ¿sabes diferenciar cuál es cada uno?

El Reino de los Hongos es muy amplio (cuenta con más de 3000 especies diferentes), y la palabra hongo engloba a todos ellos. La ciencia que los estudia es la Micología.

  • Champiñón: quizá el que todo el mundo conoce y reconoce al ser blanco.

  • Níscalo: el Lactarius deliciosus es la seta comestible silvestre más abundante y más saludable.

  • Portobello: más grandes y de sabor más intenso. Suelen usarse mucho para entrantes, salteados y para hacerlos al horno.

  • Enoki: procedentes de Japón y totalmente diferentes a las otras. De tallo fino y alargado y totalmente blancas.

  • Trufa: de los más caros del mundo, con una simple pizca, cambia un plato entero y le da un toque de exquisitez inigualable.

Después de una tarde de recogida de setas, la cena que puedes preparar puede ser espectacular. Echa un vistazo a estas recetas:

Pizza de champiñones

Un montón de queso y champiñones. Perfecto para toda la familia. Fácil y rápido. Podeís hacer la masa casera y pasar una tarde divertida.

Ingredientes:

  • Harina
  • Agua
  • Aceite oliva virgen extra
  • Sal
  • Queso rallado
  • Salsa de tomate
  • Champiñones
  • Orégano

Añade 200 gramos de harina y una pizca de sal en un bol. Agrega el agua y el aceite y amasa hasta conseguir una masa homogénea que no se te pegue en las manos. Después déjala reposar. Pon un poco de harina sobre la encimera y estira la masa con un rodillo, puedes hacerla tan fina como quieras. Cuando la consigas, añade la salsa de tomate, mucho queso y los champiñones y hornea durante 15 o 20 minutos a unos 180 grados. Para finalizar añade orégano al gusto.

Pasta a la trufa

Cualquier tipo de seta combina perfectamente con la pasta. Cremoso y delicioso.

Ingredientes:

  • Elige el tipo de pasta que más te guste
  • Nata líquida
  • Vino blanco
  • Trufa
  • Ajo
  • Queso parmesano rallado
  • Perejil picado

Dora el ajo en aceite de oliva, cuando empiece a sofreír agrega la trufa, mantenla tres minutos, incluye el vino blanco y déjalo hasta que se evapore. Cuando la pasta esté en el punto de cocción que te gusta, escurre y mezcla con el sofrito, condimenta con perejil y queso parmesano, emplatamos y ¡voilá!

Risotto al funghi

El secreto para que te quede un risotto bueno bueno es remover continuamente mientras se cuece, así suelta el almidón y se forma un caldo más cremoso y ligado.

Ingredientes:

  • Arroz
  • Cebolla pequeña
  • Caldo de verduras
  • Ajo
  • Queso parmesano rallado
  • Perejil picado
  • Boletus

Limpia bien los boletus. Pela y corta la cebolla y el ajo, añadelos a fuego suave y cuando estén dorados en la sartén, añadimos el arroz y removemos constantemente. Baja el fuego, integra el caldo y continúa removiendo. Esto puede durar unos 15 minutos hasta que se quede una textura cremosa. Saltea el boletus con perejil y agregalos con sal y pimienta. Cuando esté listo, déjalo reposar unos minutos y pon parmesano encima.

Seguro que conoces más variedades, como las shitake, las maitake o los boletus. ¿Cuáles son tus favoritos?

 

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*