Sueña tus escapadas de otoño con City Dreamers

Por NH Hotels | 13:19

El otoño ha llegado, este año más que nunca, sin hacer apenas ruido. El calor sofocante del verano va quedando atrás y el jersey se convierte en un imprescindible en nuestro fondo de armario. Las hojas cubren el suelo de un manto dorado, dejando tras de sí árboles desnudos agitados por el viento.

Esta época, muchas veces relegada a un lugar secundario por las estaciones cálidas, era, para Camus, una segunda primavera en la que cada hoja es una flor. Es una estación que desprende un encanto especial, en la que se combinan la vitalidad remanente del estío y el recogimiento que anuncia el invierno que está por venir. El otoño invita tanto a disfrutar de la vida en el exterior, aprovechando el sol tenue de los días que se van abreviando, como a relajarse en el calor del hogar cuando el frío se apodera de la noche.

Famosos son los otoños de París y Nueva York, con sus parques y avenidas tornados en pinturas de tonos ocres que han seducido a pintores y poetas. En otoño las ciudades se miran con otros ojos. Es una época extremadamente fotogénica, en la que los paisajes dan lo mejor de sí mismos. La belleza de los canales de Ámsterdam o de la ribera del Danubio a su paso por la capital húngara se resalta con los colores de estos meses. El aroma a castañas asadas y a vino caliente con especias embriaga el ambiente de cada rincón de Europa, y el café humeante invita a pasar horas en torno a la mesa de una taberna vienesa mientras la conversación fluye.

En nuestro país, el otoño se siente de manera especial en el Pirineo. Desde el Valle de Arán a la Selva de Irati, sin olvidar Ordesa y Monte Perdido, el manto marrón se extiende lentamente por montañas y valles. En la meseta, el olor a tierra mojada y la estampa de los jornaleros entre las cepas en los días de vendimia son una señal del ocaso del verano en la ribera del Duero.

Las mesas se llenan de manjares de temporada, de frutos que brotan de la tierra en estos meses. Carne de presa, setas, frutos secos, granada, calabaza, membrillo… Una gama de exquisitos productos que, sabiamente combinados, son el menú ideal, junto a un buen tinto, para recuperar fuerzas en tu escapada a la laguna de Sanabria o al Valle de Ambroz, o para una velada romántica junto al fuego en tu fin de semana en León.

Desde NH hemos preparado City Dreamers, pensada para aquellos que quieren disfrutar de una relajada escapada otoñal. Destierra el despertador y olvídate de madrugar con el desayuno disponible hasta mediodía y el late check out gratuito. City Dreamers está hecho no solo para que soñemos está época, sino para que la vivamos, para que, como escribió el maestro Benedetti, “aprovechemos el otoño”.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*