España, un paraíso para amantes del Birdwatching

Por NH Hotels | 12:00

Senderismo, ecoturismo, escapadas rurales, astroturismo… cada vez son más las opciones disponibles para los que buscan acercarse a la naturaleza y encontrar una forma diferente de viajar. El avistamiento de aves o turismo ornitológico (birdwatching) se presenta, desde hace algunos años, como una alternativa que gana adeptos en nuestro país. ¿Los motivos? España cuenta con una ubicación geográfica, una topografía y una amplia gama de microclimas que la convierten en una de las zonas donde las especies de aves son más diversas y abundantes. Te contamos algunos de los mejores destinos en los que descubrir, si no lo has hecho ya, todo lo que puede ofrecer el birding.

Parque Nacional de Doñana: Considerado uno de los mejores destinos ornitológicos de España y de Europa, el Parque Nacional y Natural de Doñana es un lugar de referencia para la observación de aves en nuestro país. El parque, que cuenta con una privilegiada biodiversidad de fauna y flora, se convierte en el hábitat de más de 300 especies de aves y en el lugar de invernada de más de 500.000 ejemplares cada año. Además, es el entorno natural de más de 500 aves amenazadas. No en vano, Doñana está considerada como la mayor reserva ecológica de Europa y es Patrimonio de la Humanidad. ¿Una foto obligada? Su gran colonia de flamencos en primavera.

Parque Nacional de Monfragüe: Extremadura es considerada un verdadero paraíso ornitológico. Entre su amplia oferta para la práctica del birdwatching y su gran variedad de hábitats para el avistamiento de aves, destaca el Parque Nacional de Monfragüe, un lugar ideal para practicar el turismo ornitológico. Reconocido como Parque Nacional desde 2007, Monfragüe es el hogar de miles de aves de rapiña y el hábitat de casi 300 especies de los animales más significativos de España. Entre éstas destacar especies como el buitre negro o el buitre leonado.

Llanos de Cáceres: Llanos de Cáceres es otra de las localizaciones más importantes para la protección de las aves del sur de Europa. Su ave “reina”, la avutarda grande, se alimenta y se reproduce en sus extensos pastos y cultivos. El mejor momento para localizarla es la primavera, estación en la que su plumaje se hace más llamativo y visible para llenar de color la llanura extremeña y ofrecer un espectáculo perfecto para los amantes de los pájaros.

Castilla La Mancha: Su ubicación en el centro de la península convierten a esta comunidad en punto de paso y parada para la gran mayoría de las especies migratorias. Entre las mejores zonas para el avistamiento de aves están el Parque Nacional de Cabañeros, Tablas de Daimiel, los lagos Ruidera, el bosque de hayas Tejera Negra o la región del Alto Tajo. Algunas de las especies que se pueden observar son, entre muchas otras, la cigüeña negra, el águila real, el buitre negro o el flamenco.

Parque Natural del Delta del Ebro: Cataluña también se erige como una opción perfecta a la hora de planificar una escapada para practicar birding. El Delta del Ebro, considerado uno de los humedales más importantes de la costa del Mediterráneo (y el segundo en España después de Doñana), es uno de los mejores lugares para observar aves en nuestro país. Su enclave, ubicado en un punto estratégico de la ruta migratoria de muchas de las especies de aves que se desplazan por el Mediterráneo occidental, convierten a este parque en uno de los principales refugios ornitológicos de nuestro país, tanto para las aves propias de humedales como de las zonas costeras.

Comunidad Valenciana: Esta comunidad ofrece una gran variedad de alternativas para los amantes del turismo ornitológico. Entre éstas, destacar la Albufera de Valencia, uno de los destinos ornitológicos más potentes de toda España que, cada año, se convierte en una especie de imán para numerosas especies de aves. En Alicante, visita de referencia son los humedales alicantinos, tanto el Fondo de Elx, que es sin duda una de las mejores reservas ornitológicas de España, como las Salinas de Santa Pola, una zona privilegiada para el avistamiento del águila moteada, que pasa el invierno en este humedal, o de especies como los pechiazules, escribanos palustres y grullas, relativamente comunes en esta zona.

Pero con casi 10 millones de hectáreas consideradas zonas de especial protección para las aves, España ofrece, prácticamente en cada rincón, una oportunidad perfecta para iniciarte en el birdwatching. Si te interesa profundizar en el tema, la Sociedad Española de Ornitología puede ser tu mejor aliada para investigar la infinidad de destinos en los que puedes disfrutar del avistamiento de aves. ¡Descubre una nueva forma de disfrutar de la naturaleza!

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*