De ruta por los pueblos negros de Guadalajara

Por NH Hotels | 12:02

Campillo de Rana – Fuente: www.turismoenguadalajara.es

Las sierras noroccidentales de Guadalajara dan cobijo a uno de los grandes (y más peculiares) tesoros de nuestra geografía: los pueblos negros, una serie de municipios singulares que se caracterizan por una original arquitectura basada, principalmente, en lajas de pizarra y piedra oscura. Materiales que confieren un peculiar color a sus diferentes edificaciones y que ya forman parte de un estilo denominado como “arquitectura negra”. Todo un espectáculo monocromático ideal para tus escapadas otoñales. 

Los (des)conocidos pueblos negros, una ruta de pequeñas localidades que trascurre por las tierras altas del noroeste de Guadalajara, son un conjunto de municipios que nos regalan una imagen diferente y original de nuestra arquitectura más rural, aderezada en estos casos por la espectacular tonalidad que surge del uso casi exclusivo de lajas de pizarra y piedra oscura en la mayoría de sus construcciones.

Y es que esta muestra de arquitectura negra, actualmente en proceso de declaración como Patrimonio de la Humanidad, es uno de los conjuntos más impresionantes de la arquitectura popular europea.

Campillejo – Fuente: www.turismoenguadalajara.es

¿Algunas de sus características comunes? Edificaciones de muros gruesos, ventanas pequeñas y grandes portones de madera que, con un tono general de color negro, contrasta con el vivo verde de la Sierra de Ayllón. A la misteriosa estampa se suman otras tonalidades propias de la pizarra, como el color ocre.

Una ruta “oscura”, a la vez que entrañable y acogedora, en la que pueblos como Cogolludo, La Vereda, Matallana, Campillejo, El Espinar, Campillo de Ranas, Roblelacasa, Robleluengo, Majaelrayo o Valverde de los Arroyos pueden ofrecerte una experiencia inolvidable.

Fuente: http://www.turismoenguadalajara.es/ruta-arquitectura-negra-guadalajara/

Una ruta “ideal”

Un buen punto de inicio se encuentra en Cogolludo, un pueblo conocido principalmente por su restaurado Palacio Ducal;  desde allí, se puede continuar la ruta hacia Tamajón, desde donde lo ,mejor es seguir hacia el pantano del Vado para no eludir la visita a Retiendas – donde se encuentran las evocadoras ruinas del monasterio de Bonaval – ; a partir de aquí la ruta se bifurca para bordear el Pico Ocejón, de más de 2.000 metros de altura: por el ramal derecho se encuentran pueblos como Almiruete, Palancares y Valverde de los Arroyos, mientras que el ramal izquierdo da acceso los municipios de Campillo de Ranas y Majaelrayo, los dos pueblos más significativos de este tramo de la ruta.

Tamajón: Ermita de Nuestra Señora de los Enebrales – Fuente: www.turismoenguadalajara.es

Los imprescindibles de cada pueblo

Para que no te pierdas lo esencial y disfrutes al máximo de tu itinerario más “negro” y auténtico, destacamos algunos de los principales monumentos y/o puntos de interés que no debes perderte en tu ruta:

  • Cogolludo: Palacio Ducal renacentista (s. XV), Plaza Mayor e Iglesia de Santa María (s. XVI).
  • Tamajón: Ermita de Nuestra Señora de los Enebrales (s. XII) y Palacio de los Mendoza.
  • Retiendas: Monasterio cirtenciense de Bonaval (s. XII).
  • Campillejo: Muestras de la Arquitectura Negra.
  • El Espinar: Muestras de la Arquitectura Negra.
  • Robleluengo: Muestras de la Arquitectura Negra.
  • Majaelrayo: Muestras de la Arquitectura Negra.
  • Almiruete: Muestras de la Arquitectura Negra.
  • Palancares: Muestras de la Arquitectura Negra.
  • Valverde de los Arroyos: Muestras de la Arquitectura Negra.

 

Toda una oportunidad para disfrutar de una arquitectura única y regalarte una escapada diferente por los parajes más singulares de nuestro país. ¿Por dónde te animas a empezar?

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*