5 escapadas para disfrutar de enero

Por NH Hotels | 13:35

1 – Abrigarse en Andorra

Enero es un mes para disfrutar de la nieve, y que mejor que uno de los puntos estratégicos de la zona para continuar con tus prácticas de esquí o snowboard. Con 75.000 habitantes y más de 8 millones turistas, además de comprar productos de cosmética, gafas y tabaco más barato, es necesario escaparse hasta aquí un fin de semana. Cosas que ver en Andorra, aparte de sus pistas de esquí: el reloj blando de Dalí, paseos por el río Valira (también nombre de una estación), la Casa de la Vall, la escultura de los 7 poetas, la calle de las compras: Avenida Meritxell, el Museo Thyssen…

Así que, desempolva tus esquís y sal a la pista. Recuerda que puedes alojarte en NH Hesperia Andorra la Vella. 

2 – Pueblos de Asturias

Te mereces un ruta por la provincia asturiana. Con parada, por supuesto, en Oviedo y/o Avilés, tienes 19 pueblitos marineros de pocos habitantes entre ellos Cudillero, Luarca, Llanes, Lastres o Ribadesella. Las mejores fotografías las conseguirás desde el mar o de las alturas, así que prepárate calzado cómodo para andar arriba y abajo. Además de convertirse, en escenario perfecto para grabaciones de series y películas. Y qué decir de su gastronomía, pescado recién pescado (nunca mejor dicho) en tu plato. Déjate seducir por sus calles, su gente y esa brisa marina que acariciará tu cara nada más pisar tierra asturiana.

3 – Vinos por Logroño

Un punto fundamental de la geografía española para disfrutar de un buen vino, sin duda, es Logroño. Como parada del camino de Santiago, es vital que te impregnes de la historia del vino antes incluso de probarlo. Saber que es un calado, la ruta de las tapas, conocer el interior de una bodega, un paseo por el Ebro son algunas de sus típicas cosas que hacer. En cuanto, a manjares culinarios podrás degustar toda receta a la riojana, patatas, pimientos, caparrones, cabrito al sarmiento. Callejea y descubre, piérdete un fin de semana y estamos seguro que volverás para repetir la experiencia y volverás con más gente a la que enseñar la ciudad riojana. Todo esto rodeado de zonas verdes y una oferta cultural envidiable. Por cierto, ¿sabías que Logroño tiene aeropuerto a 15 km?

4 – Paseos por la Cáceres medieval

Empezando por la Plaza Mayor donde se encuentra la Torre de Bujaco, entramos dentro de la muralla donde podemos encontrar la concatedral de Santa María, la iglesia de San Francisco son sus dos torres blancas y el Palacio de Mayoralgo. Suelos empedrados llenos de historia árabe y cristiana. Cerca de una de las puertas de la extraordinaria ciudad amurallada de Cáceres, está el NH Collection Cáceres Palacio de Oquendo, un impresionante palacio de piedra rehabilitado que data del siglo XVI. El pimentón de la Vera, la torta del Casar y el chorizo patatero son los clásicos de la zona. ¿Aún no lo conoces?

 

5 – Un poquito de Córdoba

Esta ciudad Patrimonio de la Humanidad esconde multitud de rincones para perderse. Imperdibles son la Mezquita, los floridos patios cordobeses, el salmorejo y el rabo de toro. Muy cerca de Córdoba, no dejes pasar la visita a Medina Azahara, la misteriosa ciudad que mandó construir Abd-al Rahman III, cuenta la leyenda que se creó por una historia de amor, el sultán prometió construir la más magnífica ciudad que sus ojos hubieran visto a su favorita al-Zahrá, de los materiales más valiosos: ébano, mármol, marfil y piedras preciosas. Aunque tristemente, 75 años después fuese destruida al estallar la Guerra Civil. Aún así, recibe más de un millón de turistas al año que aprecian sus ruinas como si de ayer se tratase.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*