Un paseo por los vinos de la Ribera del Duero

Por NH Hotels | 15:09

Hoy queremos proponerte un paseo por los vinos de esta Denominación de Origen que lleva más de 30 años maravillando los paladares de los amantes del vino ¡a disfrutar!

¿Sabías que son más de 1.200 marcas las que llevan el sello Denominación de Origen Ribera del Duero? Conocerlas todas puede llevar toda una vida y más de un dolor de cabeza si te tomas una copa de más. Nosotros queremos recomendarte las mejores variedades de vinos y los lugares donde encontrarás aquellos vinos que triunfarán seguro.

La mayoría de la producción se encuentra en Burgos y Valladolid así que tu alojamiento para esta escapada de vinos es recomendable que esté en una de estas ciudades. Ya con tu base de operaciones ponemos rumbo a conocer los distintos tipos de vinos que hay en la región. Predominan sobretodo los tintos, que cuentan con la peculiaridad de contar en su composición con la variedad de uva Tempranillo. Para que el vino pueda ser incluido dentro de la denominación de origen tiene que incluir al menos un 75% de esta uva y en total no menos del 95% de la uva debe ser Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Malbec. Los rosados se elaboran con un mínimo del 50% de las variedades de uva tinta autorizadas por la comisión reguladora de la denominación de origen.

Los vinos de la Ribera del Duero según su tiempo de envejecimiento tienen distintas propiedades. Así por ejemplo el tinto joven ha permanecido menos de 12 meses en barrica, con un rojo guinda muy intenso, en nariz priman aromas a fruta madura y bayas silvestres y en boca ofrece un importante aporte tánico complementado con una equilibrada acidez.

Los crianza han estado mínimo 12 meses en barrica, tienen un profundo color a picota intenso, sus aromas recuerdan a maderas nobles abarcando olores a vainilla, regaliz o clavo y en boca resulta carnoso.

Los tintos reserva de la  Ribera del Duero son unos vinos de 35 meses de envejecimiento entre barrica y botella, cumpliendo un mínimo de 12 meses en barrica. Llega al mercado con posterioridad al 1 de diciembre del tercer año tras la vendimia. Su tonalidad recuerda a al rojo picota granate y al rojo rubí, con aroma intenso a fruta sobremadura y confitada combinados con cuero, minerales y balsámicos. Es carnoso, potente y equilibrado en boca.

Por último los gran reserva son vinos envejecidos durante 60 meses entre barrica y botella. Son vinos de capa alta con base rojo cereza con una fase olfativa de aromas a frutas compotadas con matices de maderas nobles, especias y tostados.  A pesar del tiempo transcurrido, mantiene una evidente viveza y armonía que confirman su acreditada longevidad.

Si deseas disfrutarlos todos te recomendamos algunas bodegas que cuentan con el sello de Denominación de Origen Ribera del Duero como: Protos, El Lagar de Isilla, Portia, Arzuaga Navarro, o Matarromera. ¡Brindemos!

‡

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*