Tres ciudades patrimoniales que debes visitar

Por NH Hotels | 11:44

La riqueza patrimonial de España es innegable. Prueba de ello es la gran cantidad de ciudades que son Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. No queremos que te pierdas toda la cultura y la belleza que alberga nuestro territorio y, para ponértelo más fácil todavía, hoy te proponemos un recorrido rápido pero intenso por tres de las ciudades patrimoniales de España:

Cáceres

La ciudad fue fundada en el año 34 a.C. y cuenta con uno de los conjuntos medievales más completos y mejor conservados. Al llegar, dirígete a la Plaza Mayor, la casilla de salida de toda visita turística a la ciudad. Sube las escaleras y cruza el Arco de la Estrella, una puerta que te trasladará directamente al Cáceres del siglo XVI.

La primera parada dentro de la parte antigua es el Palacio de Moctezuma. De estilo renacentista, este palacio perteneció a una de las familias más importantes de la ciudad. Otro de los palacios destacados es el de Carvajal, y es la siguiente parada de tu ruta. Aquí podrás ver una maqueta detallada de la ciudad y disfrutar de las distintas estancias de la residencia. Además, este palacio tiene una torre de planta redonda, ligeramente inclinada, desde donde disfrutarás de unas vistas privilegiadas de los alrededores.

Una vez en tierra, dirígete a la Plaza de Santa María y a la Concatedral, el templo principal de la ciudad que vale la pena visitar. Sigue en dirección a la Plaza de San Jorge. A mano izquierda verás el Palacio de los Golfines de Abajo, que destaca por ser el lugar de hospedaje de los Reyes Católicos cuando visitaban la ciudad. Lo reconocerás por los blasones que coronan su fachada principal.

San Jorge es el patrón de Cáceres y en esta plaza podrás ver la escultura que representa la liberación de la ciudad del Dragón. También aquí se encuentra la iglesia de San Francisco Javier con sus imponentes torres blancas. Detente todo el tiempo que necesites para disfrutarla. Después, ve a la Plaza de las Veletas donde encontrarás el museo provincial de Cáceres, un aljibe del siglo XV que supone también uno de los símbolos de la ciudad. Otro de los atractivos de este punto es la Torre de las cigüeñas, la más alta de la zona y que ofrece una panorámica impresionante, ideal para disfrutar de un atardecer mágico en tierra extremeña.

Si quieres alargar tu estancia en Cáceres, te proponemos pasar la noche en NH Collection Cáceres Palacio de Oquendo, un pedacito de historia en el centro de la ciudad desde donde podrás ampliar tu inmersión cultural.

Santiago de Compostela

Comienza tu día en el parque de La Alameda, el preferido de los habitantes de la ciudad para pasear, relajarse o hacer deporte. Aquí verás edificaciones modernistas, podrás hacerte una foto con la estatua del famoso dramaturgo gallego, Valle-Inclán, o conocer a las dos ciudadanas más famosas y queridas: las Dos Marías.

La Praza do Toural es tu siguiente parada en el camino. En esta plaza serás partícipe del auténtico ambiente de la ciudad y de sus gentes. Partiendo de este lugar, dirígete a rúa de Vilar, una de las calles más emblemáticas de la parte histórica de Santiago, donde verás las tiendas más antiguas de la ciudad y, al final del todo… ¡La catedral de Santiago de Compostela! Suele ser lo primero que nos viene a la mente cuando pensamos en esta ciudad. La catedral es una visita imprescindible si vas a Santiago: se trata de uno de los monumentos de mayor relevancia histórica de nuestro país, de gran interés arquitectónico por los diferentes estilos que se usaron en su construcción. Además de visitar su interior, pasar por sus tejados es una forma diferente de disfrutar de unas vistas panorámicas de la ciudad.

Otros lugares de interés en Santiago de Compostela son la Praza de Cervantes, donde antaño se reunían las gentes de la ciudad a escuchar al pregonero, el Colexio de Fonseca y su Árbol de la Ciencia, y la Facultad de Geografía e Historia, un edificio que data del siglo XVIII y cuyo claustro y biblioteca te van a enamorar.

NH Collection Santiago de Compostela es una buena opción para pasar la noche en esta maravillosa ciudad y descubrir, con un poco más de tiempo, todos sus encantos. Está a tan solo cinco minutos a pie del casco histórico y te sorprenderá por su entorno y su diseño moderno.

Ávila

Uno de los atractivos más importantes de Ávila es, sin duda, su muralla. Comenzamos el día recorriendo este muro de 2.516 metros de perímetro. La muralla de Ávila es una de las pocas del mundo que está completa, junto con la de Segovia, y vale la pena recorrer parte de ella para disfrutar de unas vistas privilegiadas de la ciudad.

Uno de los puntos clave que debes ver una vez dentro de las murallas es la catedral. De estilo gótico y construida con sillares de granito, tiene un color gris que la distingue del resto de iglesias que solemos ver. Una de las curiosidades de la catedral de Ávila es que está adherida a la muralla de la ciudad y que permanece inacabada, un detalle que, sin embargo, no le resta un ápice de belleza.

Tras tu visita a la catedral, te recomendamos ver la Plaza del Mercado Chico. Aquí se encuentran el Ayuntamiento y otros edificios administrativos, y su ambiente medieval te hará sentirte como en otra época.

La Plaza del Mercado Grande es otro de los puntos de referencia de Ávila. Se trata del centro neurálgico de la ciudad y una de las mayores entradas a la parte amurallada por la Puerta del Alcázar. La Plaza del Mercado Grande es un buen lugar para comer algo y abastecerse de recuerdos abulenses, incluyendo las típicas yemas de Ávila.

En la cara sur de la muralla se encuentra el Convento de Santa Teresa, cercano a la puerta homónima de la muralla. Más que una fachada, este convento parece estar precedido por un retablo de piedra que da acceso a una iglesia muy particular que no tiene la habitual planta de cruz.

Extramuros se encuentra la basílica de San Vicente, un edificio único del románico hispánico donde se pueden apreciar a la perfección las zonas que se han ido añadiendo a lo largo de los siglos.

No te vayas de Ávila sin la típica foto de su muralla. El mejor lugar para captarla en todo su esplendor es la Puerta del Carmen. No te costará encontrarla, ya que es la única que tiene un campanario encima y se encuentra en la parte norte de la muralla. Sin duda, una captura que refleja la belleza que alberga esta ciudad.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*