Vive los Sanfermines como un pamplonica

Por NH Hotels | 12:28

¿De camino a Pamplona? Sigue estos trucos y consejos que solo conocen los nacidos en esta pequeña ciudad, que se transforma por la festividad de San Fermín en el epicentro de la fiesta. 

Pamplona acoge hasta el 14 de julio a más de un millón de personas. Y si es la primera vez que te acercas a Pamplona para disfrutar de los Sanfermines, consulta esta guía para hacerte una idea de lo que te vas a encontrar. También es útil echar un vistazo al programa que incluye más de 400 actos. En cualquier caso, la fiesta está en la calle: vayas donde vayas, encontrarás música y un gran ambiente.

-Aunque haga calor, usa calzado cerrado. Sobre todo si vas al “chupinazo” o para salir por la noche. Constantemente te encontrarás con cristales rotos en las calles, así que evita las sandalias y chancletas aunque haga calor. Unas deportivas es el mejor calzado para patear Pamplona estos días.

-Vístete de blanco y rojo. Siempre. No sirven los vaqueros ni las camisetas de otro color (ni las blancas con publicidad). Y si quieres pasar por un “pamplonica de pro”, cuida que todos tus complementos sean de estos colores: pendientes, bolso, calzado… Son imprescindibles el pañuelico y la faja. No olvides la “chaquetica” o jersey (rojo o blanco) por si refresca a la noche (seguro que sí). En todas las tiendas de la ciudad encontrarás ropa y complementos para vestirte de fiesta. Puedes encontrar pantalones y camisetas “de usar y tirar” a buen precio que te servirán para salir por la noche (cuando acabarás manchado de vino) y reservar tus mejores galas para las salidas diurnas.

-Respeta el encierro. Su fama mundial atrae a turistas de los cinco continentes, que buscan sensaciones fuertes. Observarás que los corredores más experimentados se lo toman como lo que es: una carrera de humanos contra toros, donde importa mucho descansar bien la noche anterior, calentar en los momentos previos y elegir qué tramo de la carrera van a correr. Por eso quienes acceden al recorrido con síntomas de embriaguez o equipados con cámaras para grabar “su” momento, son desalojados por la policía.

-¿Sol o sombra en la plaza de toros? Si te gusta la fiesta taurina y quieres estar atento a la faena, no lo dudes: compra tu entrada en la zona de sombra, donde estarás rodeado de gente que ha ido a lo mismo que tú: ver los toros. Pero si buscas continuar con la juerga, busca una entrada de sol y prepárate para cualquier sorpresa, excepto ver la corrida: bailar al ritmo de una peña, compartir una merienda de bocata de albóndigas o recibir una ducha de sangría. ¡Todo es posible!

-Tomar algo en la Plaza del Castillo es sinónimo de “clavada”. Todos los pamplonicas lo saben: las terrazas de la Plaza del Castillo disparan sus precios para estos días. Y a pesar de ello, muchos no se resisten a tomarse un café o el aperitivo de la mañana sentado en lo que llaman “el salón” de la capital, el centro desde el que observar todo el ambiente. Tú ya estás avisado. Pero sanfermines es una vez al año, así que… ¿por qué no?

-No dejes de probar el sorbete del Gazteluleku. Acércate a la sede de esta sociedad gastronómica  para refrescarte con su sorbete de limón, servido en jarras de un litro para compartir.

-Para comer: fritos, pintxos y ‘bokatas’. En el Casco Viejo encontrarás centenares de bares. Los bocadillos es la manera más rápida de reponer fuerzas. Pero si quieres probar algunas delicias locales, pregunta por el frito de roquefort del Bar Roch, el pintxo de tortilla del Cordovilla o el frito de huevo del Monasterio. Para desayunar, la churrería de La Mañueta lleva más de 140 años abierta al público. Si las largas colas te desaniman, prueba los del Churrero de Lerín, en la calle Estafeta.

No hace falta ser un PTV (pamplonés de toda la vida) para disfrutar de San Fermín, una de las fiestas más internacionales que existen. Pero seguro que con estas pistas exprimes todavía más tu estancia en Pamplona.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*