Un mundo alrededor del aceite

Por NH Hotels | 13:23

Se ha ganado el calificativo de oro líquido. El aceite de oliva, que tan bien representa la gastronomía española, tiene también su propia oferta turística. El oleoturismo da la oportunidad de visitar almazaras, recorrer las principales rutas del recolección de la aceituna e incluso disfrutar de un masaje a base de este ingrediente.

Museos y almazaras

Jaén es la máxima productora de Aceite de Oliva del mundo. Por eso, esta provincia reúne numerosos museos y almazaras donde recorrer la historia y conocer el proceso de producción del aceite. Aquí se encuentran el Museo de la Cultura del Olivo en la Hacienda la Laguna de Puente del Obispo (Baeza), el Centro de Interpretación del Olivar y el Aceite de Oliva de la Comarca de la Loma (Úbeda), el Museo de Artes y Costumbres populares de Jaén, el Museo del Alto Guadalquivir de Cazorla y el Museo de Jódar.

De las más de 350 almazaras y cooperativas de la provincia, hay 24 abiertas al público. Entre ellas, la cooperativa San Juan, y Oro de Bailén muestran a las visitas el proceso de extracción del aceite virgen extra y se les enseña a distinguir entre un virgen extra, un virgen y un aceite lampante. La primera de ellas ha conseguido situarse entre las siete mejores almazaras del mundo, y la primera cooperativa, según la ‘World Best Olive Oils‘.

En Tarragona también han nacido una nueva ruta oleoturística: la Terra Alta. Varios pueblos de esta comarca dan la posibilidad de conocer la cultura aceitera y observar el proceso de producción del aceite en las cooperativas y molinos locales.

Y también el Bajo Aragón cuenta con su propia denominación de origen. En sus numerosas almazaras, se pueden catar aceites y descubrir sabores, aromas, defectos y cualidades de las diferentes variedades de olivas. Entre ellas, Molino Alfonso (Belchite), o la de Jaganta, construida en el siglo XVII, y que ejemplifica a la perfección el proceso preindustrial de obtención de aceite.

Gastronomía

La dieta mediterránea tiene al aceite como su ingrediente rey. Bien lo sabe el chef Paco Roncero, responsable de los fogones de La Terraza del Casino, perteneciente a NH Hotel Group. Gran amante del aceite, lo promociona en sus cursos y lo utiliza ávidamente en sus cocinas. Es en La Terraza del Casino donde precisamente ha creado una oleoteca dentro de su taller de investigación, con 216 aceites.

Además, NH Hotel Group ha incorporado desde el pasado mes de junio a sus desayunos un corner de aceite de oliva virgen extra, compuesto por cuatro de las principales variedades de aceituna: Picual, Cornicabra, Arbequina y Hojiblanca, una iniciativa puesta marcha gracias al acuerdo de colaboración de la Interprofesional del Aceite de Oliva Español.

Aceite y belleza

El cosmético más barato y probablemente con más propiedades para la piel, se añade ya a muchos tratamientos estéticos. Lo utilizaban los egipcios y romanos hace 5.000 años en sus masajes y cuidados de la piel y el cabello, e incluso en sus ungüentos para atletas y luchadores. Hoy la olivaterapia cosiste en aplicar productos elaborados a base de aceite de oliva como aceites de masaje, envolturas o mascarillas nutritivas. Si los beneficios de su consumo por dentro son muchos, si se aplica como cosmético, los expertos aseguran que se gana en elasticidad en la piel, gracias a la vitamina A, y que su vitamina E contiene poder antioxidante, es antibiótico y antiinflamatorio, por lo que está indicada en dermatitis, psoriasis y eccemas secos.

El aceite es una joya en sí mismo. Saborearlo es un placer para los cinco sentidos, que ahora se puede disfrutar gracias al desarrollo del oleoturismo y de las muchas variantes gastronómicas y cosméticas que han nacido alrededor de este gran ingrediente.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*