Retocar y manipular imágenes… ¡algo tan antiguo como la propia fotografía!

Por Guillermo Agulló | 10:30

La manipulación de fotografías para promover intereses y sentimientos en el observador es tan antigua como la propia fotografía. El impacto de Photoshop ha sido tal, que a partir de su creación, esta técnica se conoce como “photoshopping”. Pero realmente esto se viene haciendo desde hace tiempo. Aunque no se disponía de esta herramienta, muchos fotógrafos encontraron sus propias técnicas de “sabotaje”: Nos remontamos a 1860, época en la que Abraham Lincoln tenía una guerra civil que ganar. Aparte de su gran ejército y una buena estrategia, utilizó otras armas como la guerra psicológica. Retratar a un presidente fuerte era de extrema necesidad… ¡Nadie quiere luchar por un líder débil y enfermol! Como la historia nos enseña, Abraham era un hombre muy activo, pero al mismo tiempo era muy delgado. ¿Sabías que su fotografía más famosa no es de él? La cabeza sí es la suya…  ¡pero el cuerpo pertenece a un líder de constitución más poderosa, el del líder del Sur, John C. Calhoun!

Una de las mayores manipulaciones en la historia de la fotografía llegó unas décadas más tarde, de la mano de Elsie Wright y Frances Griffiths, dos jóvenes primos en Cottingley, Inglaterra, en un brillante día soleado en julio de 1917, como podemos ver en la la foto de la noticia. La repercusión de las Hadas de Cottingley fue  tan grande que incluso  Arthur Conan Doyle cayó rendido ante su mágico encanto. Un mundo lleno de hadas encajaba perfectamente con sus intereses, ya que era un reconocido espiritualista. Apoyó a los primos en dos artículos y rápidamente se agotaron las entradas en The Strand, potenciando el movimiento que había comenzado en torno a las cinco hadas. Hubo algunas críticas, pero no consideró que fuera un engaño, se vio como un simple  juego de niños.

La manipulación de la fotografía como herramienta política fue decisiva durante el siglo XX, y uno de los que más uso esta técnica fue Stalin, dictador de la URSS entre 1920 y hasta comienzos de la década de los 50. Borrar antiguos amigos y enemigos en las instantáneas se convirtió en algo muy común. De hecho,la historia de la manipulación de la foto no sería la misma sin la contribución de Mao Tse-Tung, primer líder de la República Popular China, que solía imitar a su vecino del norte en esta materia.

Las imágenes digitales son mucho más fáciles de manipular o de alterar, y hoy en día es casi imposible ver una foto de alguna celebridad en la que no se haya invertido al menos media hora con el Photoshop. Todos podemos detectar rápidamente los efectos que las hacen parecer irreales: nadie es tan perfecto. Este es un vídeo de Dove que promueve la belleza real (campaignforrealbauty.com) que nos muestra exactamente lo mucho que las imágenes de los famosos están siendo distorsionadas.

Los trucos pueden llegar muy lejos y todavía recordamos el impacto que tuvo la manipulación del cartel de Pretty Woman…. Las piernas interminables que se muestran bajo una minifalda, que se supone que pertenecen a Julia Roberts, ¡eran en realidad Shelley Michelle!. En este post podréis seguir un interesante debate sobre cómo está afectando nuestra percepción de la belleza.

“Me he pasado el último par de décadas lidiando con dos mensajes muy contradictorios: que Julia Roberts es preciosa y la gente quiere parecerse a ella”, y que “ella es estéticamente inadecuada para Hollywood”.

Al parecer, ya no estamos conformes con este incesante fingir y engañar. En este sentido, Reino Unido prohibió el último anuncio de Lancôme de 2011, donde aparecía precisamente Julia Roberts promocionando una base de maquillaje, ya que fue retocada y fue considerado un fraude. ¡Nadie puede lograr una piel así sin que se altere la foto!

A decir verdad, algunas celebridades parecen haberse cansado de ver una imagen tan irreal de sí misma, y en los últimos dos años hemos visto varias actrices y cantantes publicar gratis fotografías sin manipular por las revistas en varias redes sociales.

El debate  sobre la manipulación de las fotos sigue creciendo desde que el año pasado la American Medical Association (AMA) puso en marcha un programa en su contra. Todo comenzó en 2009 cuando la campaña de Ralph Lauren manipuló la foto de Filippa Hamilton, ¡su cabeza se veía desproporcionadamente más grande que su pelvis!

La AMA considera que la apariencia está siendo extremadamente alterada, sólo alcanzable con la ayuda de un software de edición de fotos y afirma que debemos dejar de exponer a los niños y adolescentes  a esta realidad distorsionada. Keira Knightley y Brad Pitt ya han firmado, ¿Qué opinas tú sobre todo esto?

Photo credit: kristiannoordestgaard

 

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*