Otros museos que visitar en Madrid, además de los tradicionales

Por NH Hotels | 13:56

Que Madrid es un destino que tiene todo lo que buscas en tus vacaciones no es nada nuevo. La capital de España destaca por la variedad y calidad de su comercio, el valor de su patrimonio monumental, por su oferta de entretenimiento y deportiva… y por, claro está, sus museos. El nombre, e incluso puede que la ubicación, del Museo del Prado, del Reina Sofía o del Thyssen-Bornemisza, seguro que te es muy familiar. Pero, aquí te traemos otros museos que visitar durante tu estancia en la Madrid. ¡Apúntatelos y organiza tu ruta para no perderte ninguno!

Los más majestuosos

Desde hace más de 150 años, el Museo Arqueológico Nacional (MAN) muestra a sus visitantes la historia de España a través de restos arqueológicos. La idea de crear este museo fue de Isabel II, que quiso poner Madrid en el panorama europeo dotándola de un gran museo. Y la actuación fue todo un éxito. Además, decidió construirlo al lado de la Biblioteca Nacional de España, que abrió sus puertas en el año 1712. Ambos están en el Paseo de Recoletos, muy cerquita de la famosa Plaza de Colón y de la Milla de Oro. Aprovecha y da un paseo por la zona. ¡Se respira glamour entre tanta tienda!

Historia y literatura unidos en la misma calle de Madrid. Qué buena idea, ¿no? Puedes aprovechar a visitar el MAN por la mañana (donde, ojo, hay una reproducción de las cuevas de Altamira) y hacer una pequeña visita a la Biblioteca Nacional por la tarde. Hacen visitas guiadas en los dos espacios, ¡infórmate de sus horarios!

Muy cerquita de estos museos, podrás encontrar el NH Collection Madrid Colón. Todo un regalo para tus sentidos. ¡Desde las ventanas puedes ver la mismísima plaza! Además, tiene piscina al aire libre y una terraza en la cuarta planta que hará que disfrutes de la noche madrileña sin tener que salir del hotel.

El Museo de Antropología se encuentra a un paso de la estación de Atocha y del Parque del Retiro. Poco después de inaugurar el MAN, para ser exactos en 1875, el rey Alfonso XII inauguraba el Museo Anatómico. Por entonces, las colecciones estaban compuestas por objetos pertenecientes a los tres “reinos de la naturaleza”, que son mineral, vegetal y animal. También se incluía alguna muestra de antropología y antigüedades.

Conocido por sus mitos y leyendas, en 1940 cambia su nombre a Museo Etnográfico y Antropológico y se llena de colecciones donde se refleja la etnografía de las culturas del mundo. ¿El objetivo? Transmitir respeto e interculturalidad. ¡Toda una enseñanza la que nos da este Museo! Aprovecha tu visita con los más pequeños y después relajaos en las barcas del Retiro. ¿A quién le tocará remar? No hace falta ser un experto, pero sí hay que tener mucha maña. ¿Serás tú el elegido?

A solo unos minutos de la estación de Atocha, se encuentra el NH Collection Madrid Paseo del Prado. Un hotel donde podrás disfrutar de su céntrica localización, de sus vistas a la Plaza de Neptuno, de un maravilloso menú y unas tapas elaboradas por el chef galardonado con 2 estrellas Michelin, Paco Roncero.

Para los curiosos

El Planetario de Madrid es un centro para conocer el Cosmos y su historia. Disfrutarás, y mucho, con todas las actividades que hacen ¡sobre todo en verano! Independientemente de la época del año, prepárate para ver conciertos y exposiciones bajo las estrellas. Disfruta como nunca antes lo has hecho del cielo y de las estrellas en la Sala de Proyecciones. Aquí se llevan a cabo distintas propuestas audiovisuales, ¡además de poder ver el cielo en directo!

Y, si eres un amante de los trenes, tu ciudad es Madrid. El Museo del Ferrocarril está en la antigua estación de Delicias, una inmensa construcción de hierro, que alberga una colección de material histórico ferroviario increíble. En esta se incluyen desde locomotoras, vagones de pasajeros, fotografías, recreaciones… El Museo del Ferrocarril es ideal para ir en familia. Tienen actividades especiales para familias y niños como representaciones teatrales, circulaciones de trenes de jardín o talleres didácticos. Si puedes, visítalo por la tarde y aprovecha para merendar allí mismo. ¡La cafetería es un precioso coche restaurante de 1930!

Siguiendo con los trenes, vamos hasta el Andén 0 – Nave de Motores de Pacífico. Fue construida para que el Metro de Madrid nunca se quedase sin electricidad y, durante la Guerra Civil, fue muy importante. ¿El por qué? Se utilizó para suministrar la electricidad que usarían los madrileños.

¿Sabías que Madrid tiene una estación fantasma? Y decimos “fantasma” porque los metros entre Bilbao e Iglesia no paran en la estación de Chamberí. Si tienes ocasión de visitar esta parada de Metro, por aquí nuestra recomendación: disfruta. Mantén los ojos bien abiertos. Siente cómo viajas al pasado. Observa la antigua publicidad, los tornos de entrada a los andenes… La estación de Chamberí se ha conservado estupendamente y es una visita llena de historia. ¿Sabías que también sirvió de refugio anti-bombas para decenas de madrileños durante la Guerra Civil?

Sea cual sea el motivo por el que vas a viajar a Madrid, nosotros te daremos mil motivos más para quedarse. Y es que, existe un NH Hotel para cada persona. ¿Te animas a descubrirnos?

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*