#Magiaenlacocina: Casa Suecia

Por NH Hotels | 11:31

Gastronomía en tres plantas para disfrutar con los cinco sentidos. Es Casa Suecia, el nuevo espacio gastronómico en pleno centro de Madrid y pilotado por Stephane Del Río. Decoración de vanguardia, una innovadora carta, exclusivos cócteles y deslumbrantes vistas de la capital desde su terraza… un placer para los sentidos.

Se ha convertido en uno de los lugares de moda de Madrid. Su artífice es Lluis Canadell, creador también de Bocagrande, El Nacional de Paseo de Gracia o Lomo Alto en Barcelona. Aquí, el visitante puede vivir tres experiencias distintas gracias a la distribución de los espacios. La primera planta está reservada para la cafetería; en la entreplanta se ubica el restaurante; y una más arriba se accede a una terraza, ‘el Roof’, a dos alturas.

Se ha recuperado así un lugar emblemático de Madrid. Fue inaugurado en 1956 y se convirtió durante décadas en sede del hermanamiento con el pueblo sueco. Grandes nombres, como Hemingway, Julio Cortázar, el Che Guevara, y la Familia Real sueca se alojaron en sus habitaciones. Para definir la decoración de este revivido espacio gastronómico se eligió a uno de los mejores interioristas del momento: Lázaro Rosa-Violán.

Para todos los momentos del día
Así, se puede comenzar el día desayunando en su cafetería con vistas a la ciudad y continuar con el aperitivo o una comida informal aquí mismo, en una barra que propone tapas, platos fríos y calientes y una amplia carta de aperitivos.

Si se busca un almuerzo o cena más elaborado, el restaurante abre las puertas de su salón con una carta llena de notas internacionales y producto mediterráneo. Siempre atentos a trabajar con la mejor materia prima y de temporada.

Alguno de sus platos estrella son la sopa de cebolla, la berenjena frita con láminas de atún ahumado, el salmón a la madera con ensalada de hinojo o el entrecote de wagyu. Todo ello acompañado de una bodega que guarda más de 100 referencias.

Y el mejor cierre de la noche sin salir de Casa Suecia, se encuentra en la terraza doble, donde probar cócteles a cargo de Adrián Sehob. El skyline de Madrid sabrá mejor sobre uno de los sofás de este ático-salón: el Banco de España, El Congreso, el triángulo del arte, las Torres KIO y hasta el Cerro de los Ángeles… se divisan desde este balcón.

Además, en esta misma barra de ‘el Roof’, también se puede probar la carta ligera compuesta por cagrejo real, ostras… maridados con esos mismos cócteles de autor en horario de 12 h. a 2 h. de la mañana.

Un bar clandestino
Y habrá que conseguir un pase especial para poder disfrutar del último rincón de Casa Suecia, el bar de acceso restringido, a través de los baños: el Clandestino Hemingway. Ha sido decorado a base de terciopelos y maderas procedentes de los restos de una iglesia parisina del siglo XVIII. Único, irrepetible y con el misterio que le confiere su exclusividad.

Casa Suecia abre los 365 días del año, salvo si tiene lugar un evento privado.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*