Las mejores películas “viajeras” para este verano

Por NH Hotels | 12:19

Photo: Jakob Owens on Unsplash

Ya metidos de lleno en los meses estivales, lo más probable es que tengas bastante claro el destino para estas vacaciones. Ya sea un viaje a un país exótico, una semana en el pueblo de la familia o incluso si este año te toca disfrutarlas en casa, seguro que encuentras tiempo para relajarte y disfrutar con calma de una buena película. Para ponértelo fácil, te traemos una selección de las mejores cintas (eso sí, de inspiración viajera) que ver antes-durante-después de tus vacaciones. Descubre en el séptimo arte una ventana a través de la que, salvando las distancias, también es posible conocer el mundo. O, por qué no, fichar nuevos destinos e ideas para tus próximas escapadas.

Hay películas sobre viajes inolvidables, road movies trepidantes, historias en destinos que, al terminar la cinta, querrás visitar cuanto antes… Entre éstas, te recomendamos una selección de 7 títulos con los que inspirarte y, sobre todo, entrar “en materia” estas vacaciones.

Solo una advertencia previa: ¡Las ganas de viajar están aseguradas!

Memorias de África (Sydney Pollack, 1985): “Yo tenía una granja en África, a los pies de las colinas de Ngong”. Allí, en África, se desarrolla uno de los viajes (romance incluido) más bellos, apasionados y trágicos de la historia del cine. ¿El secreto de su éxito? Meryl Streep y Robert Redford en un entorno único: viajes en avioneta, manadas de exóticos animales salvajes y los apabullantes paisajes de Kenia. Todo ello “regado” con la música inigualable de John Barry. La oportunidad de “ver África con los ojos de Dios” y uno de los títulos clásicos y obligados para cualquier verano.

Escondidos en Brujas (Martin McDonagh, 2008): Dos asesinos a sueldo se ven obligados a esconderse durante un tiempo en la ciudad de Brujas (Bélgica). Una curiosa mezcla de turismo y mafiosos, de violencia y chistes, que funciona y da como resultado una original y curiosa comedia. Y una oportunidad de disfrutar de una localización de excepción: un cuidado y elegante centro histórico de Brujas que, en muchas ocasiones, parece hecho en cartón.

Pequeña Miss Sunshine (Jonathan Dayton – Valerie Faris, 2006): Una road movie con un encanto especial. ¿El punto de partida? Una peculiar familia y un viaje a bordo de una destartalada Volkswagen Combi para asistir a un concurso de belleza en California. Un emotivo y divertido trayecto de tres días en los que todo puede pasar. Risas, lágrimas y sorpresas aseguradas.

Una casa de locos (Cédric Klapisch, 2002): O un Erasmus sobre la pantalla. Situaciones cáoticas, personajes absurdos, escenas previsibles pero en las que no falta cierto encanto… Cualquiera que haya vivido la experiencia de compartir un piso de estudiantes se verá reconocido en algunas (no pocas) de sus escenas. Una oportunidad perfecta para disfrutar de una película rebosante de culturas y de una localización excepcional: Barcelona. Su Parque Güell, los callejones del Raval y los pisos modernistas de esta vanguardista ciudad ponen la guinda a una comedia sencilla y sin grandes pretensiones.

Lost in Translation (Sofia Coppola, 2003): El mayor éxito de Sofia Coppola nos deja una gran película sobre la extrañeza que provoca Japón a los ojos de un occidental. Un viaje a lo más profundo de las emociones personales y  la soledad, y una acertada fotografía del país nipón: hoteles, karaoke, pelucas, jet lag y choque cultural en un Tokyo iluminado por deslumbrantes luces de neón.

Historias mínimas (Carlos Sorín, 2002): Una película compuesta por tres relatos paralelos que discurren por las interminables y solitarias carreteras de las llanuras de la Patagonia argentina. Tres personajes entrañables que, a miles de kilómetros al sur de Buenos Aires, nos regalan historias sencillas, cercanas y conmovedoras en las que, sin embargo, no faltan toques de humor y optimismo. Una película preciosa por dentro y por fuera.

Sostiene Pereira (Roberto Faenza, 1996): Un retrato sencillo y emocionante de la Lisboa de los años 30. Basada en la novela homónima del escritor italiano Antonio Tabucchi, la cinta narra el clima de censura y el ambiente del país bajo la dictadura de Salazar. La luz blanca de Lisboa ilumina los interiores de azulejos y las paredes encaladas que dan forma al escenario en el que cobra vida este intenso drama, protagonizado por  un inmenso Marcello Mastroianni.

Pero la selección de títulos para disfrutar de un viaje de ficción son interminables. Manhattan o Desayuno con Diamantes para “vivir” una tarde en Nueva York; “clásicos” del tema como Vacaciones en Roma, Antes del Amanecer, Lawrence de Arabia o Las aventuras de Priscilla, reina del desierto; o estrenos más actuales como Midnight in Paris o Hacia rutas salvajes…

Aunque, sin duda, no hay mejor película que la que decidas protagonizar estas vacaciones. Sea cual sea tu destino, haz que sea memorable… ¡También desde el salón de tu casa!

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*