La castaña, el fruto noble del otoño

Por NH Hotels | 19:11

Las setas, las calabazas y… la castaña. El otoño no sólo tiene colores, sino que sus sabores convierten esta temporada en una fiesta gastronómica. Y en ella, la castaña es una de sus protagonistas dada su gran versatilidad.

No pensaban lo mismo los romanos, que consideraban que era un fruto poco nutritivo. Sin embargo, cuentan con un alto contenido en hidratos de carbono, proteínas y fibra, son bajas en calorías y contienen magnesio, potasio, hierro y fósforo, además de tener propiedades vasculares reconstituyentes y antiinflamatorias.

A pesar de estar errados los romanos, nos dejaron en su recetario la fórmula del pan de castañas o galletas, que consumían como sustituto del pan de trigo.

Ingredientes:

200 g de harina de castañas.

1 cucharadita de levadura de panadería.

100 ml de agua tibia

Sal

1 cucharada sopera de granos de anís verde

Elaboración: Mezclar la harina de castañas con la sal y, aparte, la levadura en un vaso con el agua tibia. A continuación, mezclar la harina con el agua y los granos de anís, y amasar hasta formar una masa uniforme. La dejamos reposar en un lugar cálido durante una hora aproximadamente. Luego, se extiende, se recorta la forma de los panecillos al gusto y se hornea durante 20 minutos en el horno precalentado a 180º.

Desde la época romana, numerosas fiestas dedican un espacio importante a la castaña en España. Se cree que tienen un origen pagano. Como los Magostos gallegos, que se celebran con castañas asadas acompañadas de vino nuevo y chorizo, al tiempo que se salta sobre la hoguera donde se asan las castañas para atraer a la suerte.

Desde Todos los Santos hasta San Martín, el 11 de noviembre, se suceden celebraciones por toda la geografía española. En el País Vasco sirven de guarnición a los caracoles, y en Extremadura se acompañan de higos secos, nueces, bellotas, granadas, dulces de membrillo y tortas. En Cataluña, la tradición es beber vino dulce, castañas, panellets, boniatos y frutas confitadas.

En el municipio de Candamo, en Asturias, el domingo, día 6 de noviembre, tendrá lugar el XXXIV Festival de la Castaña, en el que se disputan tres premios a la castaña chamberga, castaña común y la originalidad.

Una de las celebraciones más populares es la que tiene lugar el mismo día en Ojén, Málaga. Se trata del Tostón popular, durante el que se reparten cucuruchos de castañas, junto a tocino, pasas y aguardiente. Y en esta misma provincia, en la localidad de Alcaucín, cada primer sábado de noviembre tiene lugar una plantación de castaños, una demostración de tueste de castañas y una degustación final.

En la cocina tradicional o moderna, este fruto noble juega un papel muy importante. Lo sabe bien el chef italiano Andrea Tumbarello, responsable de los fogones de los restaurantes Don Giovanni, ubicados en los hoteles NH Collection Constanza y NH Collection Gran Calderón, ambos en Barcelona. En su carta abunda este ingrediente. Acostumbrado a combinar olores comestibles, son bien conocidas sus recetas de pasta fresca con delicias del bosque como las trufas, las setas y las castañas. Sus platos tienen nombre propio: crema de calabaza con castañas, ravioli de castaña con crema de nueces y láminas de trufa, y mousse de yogur con castaña en almíbar. Todo un festival de sabores… de autor.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*