IV Carrera Vertical-Airbox en Hesperia Tower

Por Guillermo Agulló | 11:25

 


El 24 de noviembre viviremos una original y emocionante competición en el Hotel Hesperia Tower. Una carrera vertical que por cuarto año consecutivo tendrá lugar en este impresionante hotel de Barcelona.

Un evento nacido entre bomberos de Barcelona y NH Hoteles, concretamente a partir de una charla informal entre Víctor Dobaño y José Mª Mateo, Bomberos de Barcelona,  organizador y coorganizador respectivamente de la Carrera Vertical – Airbox y participante en todas sus ediciones, Martí Aymerich, Director de Seguridad y Roger Grau , director del Hesperia Tower.

Cuando se abrió el hotel  Hesperia Tower, los bomberos venían a entrenar por las escaleras de nuestras instalaciones como preparación de los World Police&Fire Games. Fruto de ese contacto informal y amistoso, dos años más tarde y coincidiendo con un nuevo año de juegos mundiales (Vancouver 2009) se organizó formalmente  en Hesperia Tower la primera carrera vertical

De la mano de Victor Dobaño os contamos cómo comenzó esta aventura, en qué consiste y muchas cosas más.

El Hesperia Tower tiene una altura de 107 metros y es una de las torres más altas y simbólicas de Barcelona, además de ser un icono de la ciudad. Víctor tiene claro por qué eligió un lugar de vanguardia como este para realizar la competición: No hay duda que el hotel reúne todas las características necesarias para que este tipo de prueba sea un éxito. Su arquitectura, su altura, la accesibilidad desde Barcelona o aeropuerto, las características de sus escaleras y la plena predisposición de los responsables del hotel. Todo era favorable. Podríamos aspirar a una torre más alta, pero ello podría echar hacia atrás a algunos bomberos que la vieran demasiado elevada. Tiene una altura ideal para debutar y para ponerse a prueba”

La carrera cuenta con dos pruebas diferentes: Una exclusiva para bomberos y otra denominada “Open” donde puede participar todo aquel que esté interesado. De hecho, hasta el jueves puedes inscribirte para formar parte de esta inusual competición en Barcelona.

“En general, el grueso de bomberos que participan en esta exigente prueba, tiene un perfil físico deportivo alto, acostumbrado a esfuerzos de alta intensidad e incluso a competir asiduamente en diversas disciplinas. Existe una proporción de bomberos que se lo plantean, tan sólo como un reto personal para medir cual es su estado físico de cara a su día a día y que en el momento de la carrera, son conservadores en el ritmo. Pero una proporción importante de los bomberos participantes, buscan su límite y compiten a su máximo nivel, alcanzando la línea de meta totalmente exhaustos”.

Además, siempre cuentan con la participación de especialistas en carrera vertical, como Ignacio Cardona, corredor del circuito mundial de esta especialidad y que ya ha vencido en las dos últimas ediciones de la carrera. ‘Nasio’ Cardona, repetirá este año y volverá a ser el máximo favorito en la subida libre.

En la carrera específica para bomberos el peso extra que deben llevar consigo es de 25 kilos: equipo respiratorio (lo que se podría considerar como una ‘mochila’), y el peso tampoco desdeñable de las botas, cubrepantalón, chaquetón, casco y guantes. Pero este no es el único  inconveniente. Desplazarse con velocidad en botas de cuero sin flexibilidad de tobillo, un cubrepantalón que te condiciona la flexibilidad de rodilla, un conjunto textil de mínima capacidad de refrigeración y transpiración, y una respiración condicionada por el uso del equipo respiratorio, ya que es norma en la prueba subir respirando el aire comprimido de la botella” hacen de esta carrera un ejercicio de alta dificultad.

El récord en la prueba masculina de bomberos es de 3’53”, tiempo que consiguió Mario Verdugo en 2011. En cuanto a la prueba Open, Rafel Parés logró el record en esta categoría en 2009, consiguiendo llegar a  la meta en 2’55”. En la prueba femenina, el record lo obtuvo el año pasado Alicia Montoro, quien paró el cronómetro a los 5’19”, mientras que en la prueba Open femenina, en 2010 Judith Corachan consiguió realizar todo el tramo en tan sólo 3’25”.

Este año, como novedad, la competición será de noche y podrá verse la espectacularidad del Hesperia Tower, principal  motivación que llevó a Víctor a realizar esta peculiar variación. Aprovechar esa espectacularidad del edificio y la plasticidad de su aspecto externo. Las escaleras iluminadas le dan también su punto. Otro aliciente será que al celebrarse el sábado tarde, permite a los participantes de fuera competir en sábado y aprovechar la noche del sábado y el domingo para disfrutar del hotel o hacer turismo por la ciudad”.

Si todavía necesitas saber algo más para animarte a participar, seguro que la experiencia personal de Víctor te anima a ello:

“A finales del 2008, planteé al hotel la posibilidad de organizar la primera edición. Aprovechando la aceptación de la propuesta, decidí  entrenarme y participar en ella con el objetivo comentado de prepararme para los juegos mundiales. Teniendo en cuenta mi implicación en la organización como montador del circuito, atención al participante, speaker y control de competición, el participar se me ha hecho siempre muy difícil al no descansar prácticamente la noche anterior, y al no poder ni calentar antes de mi salida. Sin embargo, en todas las ediciones, he conseguido sorprendentes resultados al estar siempre entre los mejores. El primer año conseguí el tercer mejor tiempo de la general, y en la pasada edición, incluso, conseguí ser el único bombero junto al recordman de la prueba, Mario Verdugo, capaz de bajar la barrera de los 4 minutos, marcando 3′ 58” en las tres ediciones celebradas, y eso que durante la noche anterior, me tocó intervenir en un fuego durante buena parte de la noche en lugar de descansar. Sin duda, el conocerme la escalera me ayudó a optimizar mi rendimiento”.

 

 

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*