¡Inauguramos nhow Marsella!

Por NH Hotels | 18:40

En nhow nada es lo que parece. Son hoteles distintos, inspiradores y sorprendentes, diseñados por los arquitectos más creativos del momento. Cada uno de los hoteles cuenta con su personalidad propia, inspirada por la ciudad donde están. Cada nhow nace con un objetivo claro: marcar tendencia y ofrecer una experiencia irrepetible para todos los que se alojen en estos hoteles.

NH Hotel Group y la ciudad de Marsella

El grupo hotelero ha reformado el Palm Beach Hotel, creando un espectacular hotel de cuatro estrellas con 150 habitaciones diseñadas en base a una temática común: la Provenza. Como en NH Hotel Group buscamos adaptarnos a las necesidades de nuestros clientes, en nhow Marsella hemos creado diferentes entornos. ¡Cada vez que vuelvas puedes vivir una experiencia completamente distinta! Por ejemplo, además de las 130 habitaciones, tenemos cinco habitaciones premium, 14 suites y nuestra mayor apuesta por el lujo, el diseño y el confort: nhow Penthouse Suite. ¡Dormir en esta es todo un sueño!

En las habitaciones encontrarás todo lo que necesitas en tu día a día. ¿Eres un apasionado del café? Hazte uno en las máquinas que encontrarás en las habitaciones. ¿Quieres mirar las últimas actualizaciones de tus redes sociales? Tenemos Wi-Fi gratis para que puedas navegar por Internet a cualquier hora. Además, la proximidad al mar y su enclave en la rocosa costa mediterránea, hace que cada una de las habitaciones tenga unas vistas estupendas. Si quieres continuar con una experiencia de relajación clave, selecciona una de las habitaciones con terraza privada.

En nhow Marsella se ha conseguido crear un entorno ideal en el que, además de la relajación, hay espacio para la celebración de eventos de todo tipo. El hotel tiene un total de 14 salas de reuniones, equipadas con la última tecnología y con unas increíbles vistas al mar.

Por si fuera poco, en nhow Marsella podrás encontrar todo lo que necesitas para hacer de tus vacaciones en la ciudad una experiencia irrepetible. En el propio hotel tienes dos piscinas y acceso directo al mar, además de sauna y dos jacuzzis para relajarte. ¡Te irás de Marsella como nuevo!

El hotel pone a tu disposición los servicios de tres bares diferentes en las instalaciones. Por aquí nuestra recomendación: no dejes de visitar el de la tercera planta. ¡Te esperan unas vistas panorámicas de la ciudad y del mar que te dejarán con la boca abierta! Cuando caiga la noche, aprovecha el buen tiempo y la brisa marina para tomarte un cóctel o un zumo de fruta recién exprimido en el bar Le Soleil. Por último, y no por ello menos importante, prepara la cámara y acércate hasta el Cactus Bar. ¡Sí, has leído bien! En este espacio se mezcla el diseño con la gastronomía y con unos tonos amarillos y verdosos que te harán trasladarte a lugares remotos.

En la zona de La Joliette, área de negocios y ocio de Marsella, está el NH Collection Marseille. Lujo y descanso unidos en un espectacular hotel con un elegante estilo haussmann. Además, el hotel está a tan solo un paso del barrio Le Panier, del que hablaremos más tarde; y de los centros comerciales Les Terrasses du Port y Docks Village. ¡La moda y la alta costura en tu mano! El hotel cuenta también con un restaurante donde se ofrecen excelentes vinos y tapas, un centro de fitness y un estupendo jardín de invierno donde relajarse es el mejor plan.

Qué ver en Marsella

Una vez que ya hayas descubierto todos los secretos del nhow Marsella, ¿por qué no te animas a conocer la ciudad francesa? Nuestra primera recomendación es la Catedral de Santa María la Mayor. Esta increíble iglesia tiene un estilo único en todo el país al combinar los movimientos románico y bizantino en uno solo. Su proximidad al mar Mediterráneo le dan una mayor tranquilidad y una belleza especial.

A menos de diez minutos andando de la Catedral podrás encontrar el fantástico Museo de las Civilizaciones de Europa y del Mediterráneo. Fue inaugurado en 2013, año en el que Marsella fue Capital Europea de la Cultura. El museo, diseñado por Rudy Ricciotti, pretende ser “un edificio de piedra, de agua y de viento” gracias a la integración del hormigón y del cristal en la fachada.

Nuestra visita continúa en el Fuerte Saint-Jean. Un bastión que el rey Luis XIV levantó en la entrada del Puerto Viejo de Marsella. Desde aquí, podrás ver unas puestas de sol increíbles. Así que, ten a mano la cámara. ¡Que no se te escape nada! Dando un paseo por el fuerte llegarás hasta una pasarela, a través de la que llegarás al barrio de Le Panier, que forma parte del corazón histórico de la ciudad. Presta mucha atención a sus preciosos balcones, sus cafeterías típicas y a los antiguos edificios. ¡Saldrás totalmente enamorado del barrio!

Una vez acabada esta particular ruta, ¿por qué no aprovechas para probar la gastronomía francesa? Anímate con los quesos y vinos típicos de la Provenza y cuéntanos en nuestras redes sociales cuáles han sido los que más te han gustado.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*