Fiesta del Cascamorras en Granada

Por NH Hotels | 12:09

El Cascamorras trata de llegar a la ermita de la Merced sin ensuciarse – tugranada.es

La estación estival se aproxima a su fin, pero no por ello el ambiente en las calles de pueblos y ciudades se apaga. En Granada, la festividad del Cascamorras conmemora cada año el enfrentamiento entre los vecinos de Guadix y Baza por la propiedad de la Virgen de la Piedad. Las rencillas del pasado ya quedaron atrás, pero esta festiva batalla sirve para conmemorar lo que pasó hace más de cinco siglos.

Corre el año 1490. Con las tropas de los Reyes Católicos a las puertas de Granada, en el territorio recuperado se derriban mezquitas y, en su lugar, se levantan templos cristianos. A las afueras de Baza, en la serranía granadina, los hombres de Don Luis de Acuña se encomiendan a tal labor. La leyenda más conocida cuenta que Juan Pedernal estaba partiendo un cascote de yeso cuando, de su interior, brotó un dulce y lastimoso “¡Ten piedad!”. Allí yacía una talla de la Virgen -que después sería de la Piedad- que había sido escondida para evitar profanación durante la invasión musulmana.

El hallazgo se realizó en suelo bastesano, pero su descubridor procedía de la vecina Guadix. El conflicto enemistó a ambos pueblos y un grupo encabezado por el propio Pedernal marchó hasta Baza con la intención de recuperar la imagen, pero se toparon con la oposición de los bastesanos que, a golpe de mamporra, evitaron el robo. A su llegada a Guadix, sus vecinos, indignados por el fracaso de la misión, les ofrecieron un recibimiento similar.

Los participantes se lanzan pintura y aceite quemado – yuuma7.com

Tras décadas de olvido, esta tradición que puede presumir de sus 525 años de historia, fue recuperada a finales del siglo XIX por la Hermandad de la Piedad de Guadix y la Peña del Cascamorras. Este personaje vestido con un traje de arlequín representa la expedición accitana que partió, sin fortuna, hasta Baza en el siglo XV. Cada 6 de septiembre, el Cascamorras recorre las calles de Baza perseguido a la carrera por vecinos y turistas que corren tras él lanzándole pintura, aceite quemado y agua. Tras varias paradas en las que se hacen bailes de bandera el recorrido finaliza en la ermita de la Merced. Dice la tradición que, si el Cascamorras logra llegar hasta allí sin mancha, tiene derecho a recuperar la imagen para Guadix.

Baile de bandera previo a la salida del Cascamorras – ideal.es

El día 8 se celebra una misa en honor a la Virgen de la Piedad en la ermita y, al día siguiente, se representa la entrada del Cascamorras en Guadix. La estampa es similar. Los accitanos manchan y bañan al arlequín hasta que éste alcanza la iglesia de San Miguel, donde es llevado a hombros por sus vecinos.

Esta fiesta, declarada de Interés Turístico Internacional, es una excusa que no se necesita para escaparse a esa tierra. Además del encanto que tienen ambas localidades, explora la impresionante naturaleza que las rodea y descubre -o redescubre- la joya que es Granada y las vistas que ofrece el NH Collection Granada Victoria de Sierra Nevada.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*