El chocolate, gran merienda de invierno

Por NH Hotels | 11:56

Si algo bueno tiene el invierno, eso es el chocolate con churros. Entrar en una cafetería, desenfundarse bufanda, gorro y guantes para degustar un buen chocolate caliente, es un gran placer para los sentidos. Entre todas las chocolaterías, recogemos algunas de las más tradicionales, exquisitas y curiosas de la geografía española.

San Ginés. Es la más emblemática, ubicada en el pasadizo con el mismo nombre, desde 1894. Tradicional y bien conservada, luce todavía su decoración propia de los cafés del siglo XIX con sus mesas de mármol blanco y azulejos en las paredes. Presume incluso de ser un lugar literario, ya que Valle Inclán lo incluyó en su obra ‘Luces de Bohemia’. Su chocolate siempre va acompañado de churros o porras.

El café de los Austrias. Con el mismo estilo clásico del anterior, se encuentra en una plaza peatonal junto al Palacio Real, la Ópera… Aunque no tiene churros en su carta, cuenta con la lista más larga de chocolates de todo Madrid: aromatizados con especias, licores, cítricos, cremas… y una buena lista de tés. También elaboran tartas caseras, picatostes y su especialidad es el café vienés.

Café Rocamar. Este local tiene dos señas de identidad: los chamberosquis, churros rectos y gruesos, y los rechupetes porras abiertas por la mitad, azucaradas y regadas con un chorrito de aguardiente de hierbas. Estos dos dulces que acompañan al chocolate han convertido al Rocamar en un lugar mítico en la lista de chocolaterías de la capital.

Granja Dulcinea. En Barcelona, abre la lista este lugar inaugurado en 1941 y del que se ha hecho eco incluso el New York Times. Su especialidad es el chocolate suizo con nata y melindros, unos bizcochos esponjosos.

Cacao Sampaka. Bombones con sabores florales, picantes o de soja. La innovación llega de la mano de esta chocolatería delicatesen. En su barra se pueden degustar chocolates creativos, chocolate caliente azteca, frío con regaliz, maracuyá o té de jazmin, batidos de chocolate blanco o negro, bollería y tartas de elaboración propia. Y hay que probar sus macarons helados, bombones de cayena, haba tonka, y las lunas o chocolates con aceites esenciales. Ahora también añaden turrones a esta gran oferta que está presente en Madrid, Barcelona y Valencia.

La Xocolatería. Pilotada por un nombre de referencia en la repostería nacional, Oriol Balaguer, en sus mesas se dice que se puede tomar uno de los mejores chocolates con churros de Barcelona. Además, merece la pena conocer su sistema patentado para comprar el chocolate ‘to take away’.

Granja Viader. Presume de ser el establecimiento de chocolates a la taza más antiguo de Barcelona. Desde 1870 pertenece a la misma familia que sigue elaborando su chocolate suizo con nata y churros, y las ensaimadas. También ofrecen dulces, bollería y chocolates sin gluten.

Al sur, en Sevilla, Choco&Late, ha conseguido mezclar más de 20 variedades a la taza y postres, con una intensa carta de copas y 60 tipos diferentes de ginebra. El fútbol es la más antigua de Granada, tras más de un siglo abierta. La Fama, en Zaragoza y la burgalesa Ibáñez, son dos más que se suman a la lista de las mejores chocolaterías de la geografía española.

Son muchos los lugares donde merendar un chocolate caliente, pero será más sabroso si se elige uno de estos locales con historia e innovadores. La lista es larga y muy dulce.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*