4 jardines imprescindibles de España

Por NH Hotels | 15:48

No quedan dudas de que España es uno de los países que mejor sabe sacarle provecho a la vida urbana, desde el efecto mágico con el que su patrimonio arquitectónico embellece el ajetreo del día a día, hasta el bullicio de los bares que dan vida las noches. El hecho es que las grandes metrópolis de España son, a todas luces, de las más magníficas e inolvidables del mundo.

Es por eso que, en esta ocasión, hemos decidido explorar uno de los aspectos más interesantes que ofrecen las ciudades españolas: la presencia de grandes jardines urbanos que se han convertido en verdaderos centros de peregrinación para residentes y turistas, hasta el punto de que llegan a recibir tantos visitantes como los centros históricos más representativos de la cultura española.

Así que acompáñanos en este itinerario para descubrir los secretos de los cuatro jardines urbanos imprescindibles de España, cada uno idílico a su manera y perfecto para descansar del ruido y el estrés de la vida moderna. ¡Empecemos!

El Buen Retiro (Madrid)

De todos los jardines urbanos de España, probablemente El Retiro sea el más famoso. Y no es para menos. Ubicado en pleno corazón de la capital, el parque del Buen Retiro perteneció hasta el siglo XIX a la monarquía española y hoy se destaca como uno de los mayores focos turísticos de todo Madrid. Recorre cada uno de sus caminos señoriales, extendidos por un perímetro de 4,5 km y accesibles por más de veinte entradas, de las cuales la más vistosa está ubicada a pocos metros de la famosísima Puerta de Alcalá y a veinte minutos a pie del NH Madrid Lagasca. A lo largo del recorrido, van apareciendo monumentos como el de la Estatua del Ángel Caído, la única representación pública y autorizada de Lucifer de todo el mundo, así como la impresionante Rosaleda del Retiro, que en primavera ofrece un espectáculo visual inolvidable protagonizado por más de 4.000 rosales florecidos con ejemplares de todos los tipos y colores.

El parque ofrece, además, numerosas actividades: alquilar embarcaciones para navegar a lo largo del Gran Estanque es una de las más populares, así como la visita obligatoria a la imponente estructura del Palacio de Cristal, un antiguo invernadero en cuyo interior pueden apreciarse los distintos tonos del cielo de Madrid como telón de fondo de exposiciones de arte. Por último, no podemos dejar de mencionar el Bosque del Recuerdo, un memorial a las víctimas del atentado del 11 marzo de 2004, cuya atmósfera tranquila y luminosa lo convierte en el escondite ideal para la contemplación y el silencio.

El parque Doña Casilda Iturrizar (Bilbao)

Conocido popularmente como “el parque de los patos”, el Parque Doña Casilda fue durante mucho tiempo el único gran jardín urbano de Bilbao, y quizás por ello es uno de los rincones predilectos de los bilbaínos. Construido en 1907, sus arquitectos y paisajistas se inspiraron en los espacios públicos de las ciudades industriales inglesas y americanas para darle un toque cosmopolita a las tardes de ocio. Además de ser el hogar de una gran variedad de patos, cisnes y pavos reales que siempre logran sacarle carcajadas a los niños (y a los no tan niños), también ostenta una famosa pérgola construida alrededor de una fuente cibernética en la que muchas veces tan tenido lugar espectáculos de luz y sonido.

También vale la pena mencionar su cercanía con el Museo de Bellas Artes de Bilbao, que, aunque técnicamente no está dentro de los terrenos del parque, sí fue pensado como parte de él, y realmente posee una de las mejores exposiciones del legado artístico de Euskadi. Por si fuera poco, está convenientemente ubicado a tres minutos en coche del Hotel NH Bilbao Deusto, así que no hay excusas para quedarse sin conocerlo.

Parque de María Luisa (Sevilla)

Llegamos a uno de los Parques más bonitos de toda España: uno que en otro tiempo fue el jardín particular de la Infanta María Luisa Fernanda de Borbón y que desde 1893 está abierto para el disfrute del público. ¿Cómo podemos resumir su belleza? En su recinto descansan monumentos como la Glorieta de Bécquer, llamada así en homenaje gran al poeta del romanticismo, y la curiosísima Fuente de las Ranas, en la que figuran ocho ranas y un pato apoyado en una tortuga: alucinante.

También podemos hallar lo que quizás sea el mayor icono de todo el jardín, la impresionante Plaza de España, que debido a su fascinante arquitectura ha aparecido en películas como La guerra de las galaxias, Episodio II, Ataque de Los Clones, Lawrence de Arabia (1962) y El Dictador (2012), lo que le da un atractivo extra para los amantes del cine.

Por si fuera poco, también resguarda el Museo Arqueológico de Sevilla, donde se pueden contemplar piezas que van desde paleolítico hasta los romanos y que nos brinda un recorrido por la historia de la península.

Jardín del Turia (Valencia)

Nuestra última parada será el Jardín del Turia de Valencia, que, con sus más de 9 kilómetros de extensión, es el jardín urbano más grande de toda España. Recorrerlo de punta a punta es un agradable paseo, que siempre puedes hacer más llevadero en bicicleta o segway de alquiler. Y es que el Jardín del Turia es como un gigantesco archipiélago hecho de muchas islas: fantásticas instalaciones y edificios que van apareciendo entre un océano de vegetación y caminos. Entre las paradas obligatorias del jardín, la primera es la del Parque de Gulliver, en el que una gran estatua con la forma del protagonista de Los viajes de Guilliver permite a los niños jugar y divertirse como si fueran liliputienses.

En segundo lugar, no puedes quedarte sin conocer el Bioparc: un zoológico innovador que resguarda más de 2.800 animales y que ha sido pensado con el concepto de “zooinversión”, es decir, que nos invita a acercarnos a los animales sin barreras visibles y como si estuviéramos en los lugares originarios de las especies. Por último, no puedes quedarte sin ver La Ciudad de las Artes y las Ciencias, un conjunto arquitectónico de seis edificios que resguarda joyas del patrimonio intelectual humano y que debido a su aspecto futurista ha servido como set de rodaje para películas Tomorrowland y para la famosa serie inglesa Doctor Who

Ya probablemente habrás adivinado una visita a los jardines urbanos de España puede convertirse en una experiencia inolvidable. Si el cansancio hace mella, siempre podrás quedarte dormido a la sombra de un árbol. Eso sí: también querrás volver a por más. Porque el que visita alguno de estos impresionantes jardines siempre, siempre queda con ganas de regresar.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*