Una visita por la mágica Granada

Por NH Hotels | 19:09

Tan solo te vamos a dar tres motivos por los que visitar Granada es una obligación: la Alhambra, el Generalife y el encanto de sus calles. ¿Te animas a conocer la tierra de García Lorca con nosotros?

La magia de Granada se respira en cada una de sus estrechas calles y de sus históricas plazas. No podemos esperar otra cosa de una ciudad donde ha habido durante siglos un cruce de tantas culturas y que nos ha dejado joyas Patrimonio de la Humanidad como la Alhambra y el Generalife.

De la Alhambra, poco te podemos decir que ya no sepas. Si puedes, permítete dar un largo paseo por ella, sin prisa, admirando cada rincón. Disfruta del patio de los leones como si fuera la última vez que lo fueras a ver. Siente cómo se detiene el tiempo y cómo viajas siglos y siglos atrás en el tiempo. Después, ve hasta el patio de los Arrayanes. Si puedes, haz la visita nocturna. El aforo es más reducido que el de por la mañana y, gracias a la especial iluminación, se crea un ambiente muy diferente al que hay de día, pero acuérdate de reservar siempre con tiempo, tanto de día como de noche. Asómate a los miradores de la Alhambra para disfrutar de toda la extensión de la ciudad de Granada hasta los campos fértiles de la Vega. Te recomendamos especialmente el de Lin-dar-Aixa, uno de los más bonitos de esta joya arquitectónica.

De la Alhambra nos vamos caminando cuesta arriba hasta el Palacio del Generalife, casa recreo de los sultanes del Reino de Granada. El Palacio está rodeado de huertos y jardines por los que es casi obligatorio pasear durante un par de horas.  Abre bien los ojos: en cada esquina te espera una sorpresa y una delicia para la vista. Presta mucha atención a cómo el agua se convierte en la base de todo el conjunto. Disfruta de los juegos de luces, el sonido y las plantas. De todos los jardines, el más conocido es el de la Acequia, donde la sensualidad de la arquitectura y composición arábiga se hace realidad.  Sin embargo, Granada es mucho más que la Alhambra y el Generalife.

La otra Granada

Nuestra primera parada será la Casa del Chapiz, a la que se accede desde la conocida popularmente como Cuesta del Chapiz. En el barrio de Albaicín, tras una puerta que parece de una casa privada, está uno de los lugares más espectaculares que ver en Granada. La Escuela de Estudios Árabes de Granada alberga un estanque y unos jardines con vistas a la Alhambra.

Siguiendo en el barrio de Albaicín, de visita obligada son los paseos por los barrios de Albaicín y Sacromonte. Si antes te recomendábamos visitar la Alhambra de noche, aprovecha el paseo y baja hasta los pies del Albaicín. Este puede ser uno de los paseos más bonitos, íntimos y memorables que puedas dar por Granada. La noche despierta la magia de la ciudad y te invita a perderte en las callejuelas iluminadas.

Tanto si viajas con niños como si no, plantéate hacer la visita al Parque de las Ciencias. Aunque no tiene nada que ver con el legado andalusí, es un lugar estupendo para pasar la mañana divirtiéndose gracias a la infinidad de juegos y experimentos. Comparable con la Ciudad de las Artes y las Ciencias de Valencia, en el Museo podrás presenciar un sinfín de exposiciones, un espectáculo de aves rapaces y un mariposario con especies de todo el planeta. Si eres más de astronomía, entra en el planetario. no te arrepentirás.

Apunta entre los ‘must’ de tu visita el carmen de la Victoria, uno de los lugares más románticos de Granada. Con unas vistas preciosas de la Alhambra, el carmen es un pequeño paraíso oculto en el barrio de Albaicín que, hoy, pertenece a la Universidad de Granada. ¿Lo mejor? La entrada es gratuita y puedes aprovechar para tomarte un café, charlar con tus amigos o relajarte leyendo un libro. Un poco de paz durante un ajetreado viaje nunca viene mal.

Pero, si eres de los que buscan la mejor fotografía, aquí tienes una lista de miradores desde los que podrás hacer las mejores. Empezamos por el de San Nicolás, en el barrio de Albaicín; el de San Miguel Alto, en el propio cerro de San Miguel; el de la Vereda de Enmedio, en el barrio de Sacromonte o el de la placeta Puerta del Sol, en el Realejo. Aprovecha también para sentarte, disfrutar de las vistas y respirar el aire puro de Granada. Apura tu visita hasta el atardecer y enamórate de las increíbles puestas de sol granaínas.

Entorno natural

Puedes alternar la actividad de Granada con la tranquilidad de la naturaleza. Disfruta de un largo paseo por Sierra Nevada y acércate al Jardín botánico Hoya de Pedraza. Situado en el macizo central de la Sierra, a unos 1.900 metros de altitud, representa la flora y vegetación de esta zona. Está estructurado en cuatro grandes unidades: Unidad de Vegetación Silicícola, Unidad de Vegetación Calcícola, la Vegetación de Riberas y el Jardín de Especies Amenazadas. Las tres primeras recogen formaciones vegetales, mientras que la última se ordena por colecciones de especies agrupadas por su ecología.

Otro espacio mágico granadino, es la sierra de la Alpujarra. Prepara la cámara: aquí vas a encontrar pueblos de ensueño. ¿Nuestros preferidos? Trévelez, pueblo que pretende ser el más alto de España, ya que se encuentra a nada más y nada menos que 1476 metros sobre el nivel del mar. Sus casitas blancas en medio de la montaña llaman la atención a kilómetros de distancia. Pampaneira es otro de nuestros favoritos. Tan solo 340 habitantes dan a este pueblo un carácter especial. Si a esto le sumamos sus estrechas calles blancas y su animada plaza principal, Pampaneira se convierte en el pueblo perfecto para ir a pasar la mañana. Cerca de la Iglesia, está la Fuente de San Antonio. La leyenda cuenta que, si estás buscando pareja, debes beber sus aguas y esperar a que el milagro ocurra. ¡Mucha suerte!

Para acabar el día, y a un paso de la Alhambra, nuestro equipo te espera con los brazos abiertos en NH Granada Centro y NH Collection Granada Victoria, ubicados en el centro de la ciudad por si te animas a irte de tapas por la zona de la catedral o a tomar una copa en los bares bajo los arcos de Ganivet. Después de tu visita, Granada te habrá dejado huella al igual que al escritor Antonio Machado, que decía que “todas las ciudades tienen su encanto. Granada, el suyo y el de todas las demás”.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*