9 términos para sobrevivir en la Semana Grande de Bilbao

Por Diego Feijoo | 15:42

NH Hotel Group

El pasado sábado 22 de agosto comenzó la Aste Nagusia de Bilbao. Para los que no estén familiarizados con el término, o no sepan euskera, lo que queremos deciros es que estamos viviendo la Semana Grande de la capital bizkaina. Por eso, y porque si te animas a visitarla te vas a encontrar con varias palabras que quizá no entiendas, hoy desde NH Hotel Group te proporcionamos un pequeño diccionario para que puedas pasar por un bilbaíno de pro.

Son 9 días festivos en los que Bilbao se viste de gala. Los días son más largos, pero las noches también, y la ciudad entera se viste de un ambiente festivo que merece la pena disfrutar. Al ser una fiesta tan arraigada, posee varios términos que si ya eran antes populares, con el tiempo se han hecho inseparables a la Semana Grande bilbaína. Estos son algunos de ellos:

Marijaia. El principal y el más importante. No puedes presentarte en Bilbao sin saber lo que es la Marijaia. Su nombre se puede traducir como “Señora de las fiestas”, y es el símbolo de esta semana. Una figura ataviada con el típico ropaje tradicional vasco, y con los brazos en alto en señal de fiesta y baile. Tras el pregón en el balcón del Teatro Arriaga, aparecerá para presidir todos los actos de la Aste Nagusia. Por no hablar de la canción que le dedicó el artista de Rekalde, Kepa Junkera, y que suena a todas horas durante las fiestas.

Zurito. Si te invitan a ir de zuritos ten cuidado. No por nada, ya que un zurito es lo que en otros lados se denomina “corto de cerveza” o para entendernos, medio vaso de cerveza. Lo peligroso es que en Aste Nagusi nunca se toma un zurito. Ni dos.

Potes. Porque puedes ir a zuritos exclusivamente, pero si vas de potes la cosa se puede complicar considerablemente. Un zurito por aquí, un txakoli en la siguiente ronda, pasando por unos txikitos tintos) que pueden hacerse tambalear al más acostumbrado. Eso sí, siempre acompañado de la cuadrilla.

Cuadrilla. Porque en Euskadi es algo tradicional. Ahora ya son mixtas, pero no hace tanto cada sexo tenía su grupo de amigos diferenciados. Pero para disfrutar de esta semana hay algo indispensable: rodearte de tu grupo de amigos.

Pintxos. Nada de tapas. En Bilbao, y por extensión en Euskadi se llaman pintxos. Los reconocerás inmediatamente. Primero porque no vienen incluidos con la consumición, y segundo por su tamaño y por la variedad de los mismos. No te puedes ir de Bilbao sin degustar sus innumerables pintxos.

Kalimotxo. Hoy día casi en cualquier rincón de España te pueden servir uno. Pero no todo el mundo sabe que el origen del Kalimotxo data de unas fiestas de una localidad bizkaina próxima a Bilbao llamada Algorta, que en los años 70 mezcló en sus fiestas un vino que le había llegado picado con Coca Cola para endulzar el sabor. El resto es historia. Y en Aste Nagusia, además de la cerveza, la bebida tradicional es un buen Kalimotxo.

Kalejira. Otra de las actividades típicas de la Aste Nagusia. Se denomina así a la orquesta callejera que anima y ameniza la velada, pero no anclada en un lugar, sino que va a lo largo y ancho de toda la ciudad, cantando y bailando y uniendo en su travesía a todos los animosos que quieran pasar un buen rato.

Txosna. Uno de los lugares estrellas de la semana. Llamados en otros lugares recino ferial, caseta, barraca o de algunas otras maneras, no se entienden las fiestas de Bilbao sin las tradicionales txosnas. Este año, sólo en el Arenal habrá más de 30, y cuando acaban los conciertos es donde se dirige todo el mundo a seguir disfrutando de la noche.

Gaupasa. Si te juntas con algún vasco en fiestas y te dice que esa noche la pasáis de Gaupasa atente a las consecuencias. Te estará diciendo que la fiesta se acabará bien entrado el amanecer… o más tarde.

Estos son algunos de los términos que te harán mimetizarte con el ambiente de estas fiestas. Y si aún no tienes donde alojarte, NH Hotel Group cuenta con unos impresionantes hoteles en plena villa de Bilbao. Por lo demás a pasarlo bien, o como dicen por allí… ¡Ondo pasa!

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*