Si el lenguaje de los cubiertos hablara…

Por Diego Feijoo | 16:12

Nuestra forma de dejar los cubiertos después de comer dice mucho más de nosotros de lo que pensamos: qué nos ha parecido la comida, el servicio… hoy, desde NH Hotel Group, te damos las claves para que tú también seas el comensal perfecto.

Quizá muchos no lo sabemos, pero existe un protocolo para colocar los cubiertos cuando terminamos de comer. Esto, si lo realizamos bien, da al restaurante la información necesaria para saber el grado de satisfacción del cliente. Estas son las claves:

Lo primero que tenemos que tener en cuenta es cómo se colocan los cubiertos antes de empezar a comer. La manera correcta es:

El cuchillo se coloca a la derecha del plato, con el filo hacia adentro.
La cuchara se coloca a la derecha del cuchillo con la concavidad hacia arriba.
El tenedor se coloca a la izquierda del plato, con las puntas hacia arriba.
Los cubiertos se colocan a 3 ó 4 cm. de distancia a cada lado del plato.
Los cubiertos de postre se colocan en la parte superior del plato, y en otras ocasiones solo se ponen en el momento de servir los postres.

También es importante conocer la manera de utilizar los cubiertos, porque muchas veces ver tanto cubierto nos resulta confuso y no sabemos muy bien cómo utilizarlos. La manera correcta sería tal que así:

Se empieza utilizando los cubiertos más alejados del plato (de fuera hacia adentro). Procurar no utilizar los mismos cubiertos durante toda la comida. Cambiarlos, siempre que sea posible, para cada plato.

Lo siguiente a conocer es cómo se dejan los cubiertos al terminar de comer, ya sea entre plato y plato o el postre. Esta manera de colocarlos puede parecer una tontería, pero ayudará a los camareros a conocer el grado de satisfacción del cliente, así como a saber si hemos terminado de comer o simplemente tomando un respiro. Esta es la manera adecuada:

foto: Youtube.com

Pausa. Quizá no hayamos terminado aún, y simplemente estamos haciéndole hueco a la comida. Para evitar el riesgo de que el camarero te quite el plato pensando que has terminado, la manera correcta de dejar los cubiertos es los cubiertos sobre el plato con el tenedor boca arriba a la izquierda y el cuchillo en la derecha con la sierra o filo hacia dentro, sin que se toquen entre sí.

Siguiente plato. Si queremos que nos sirvan el siguiente plato debemos colocar el cuchillo de forma transversal sobre el plato, con el fijo hacia abajo, y el tenedor en perpendicular sobre este, es decir, cruzados.

Excelente. Si un plato nos ha encantado, también es de recibo que el camarero o el chef lo sepan. Para ello simplemente tienes que colocar el tenedor bocarriba en primer lugar y el cuchillo con la hoja también hacia arriba, de manera transversal. Esta será la forma de que nos retiren el plato sabiendo que nos ha parecido exquisito.

Si no te gustó. No tiene por qué tomarse de una manera despectiva o desconsiderada, simplemente el cliente también tiene derecho a expresarse y dar a entender que no ha quedado satisfecho con el plato. Para ellos deberás cruzar los cubiertos sobre tu plato, poniendo el cuchillo con el filo hacia el interior del plato y por debajo del tenedor.

Terminaste. Si has terminado de comer, y deseas que te retiren los platos, la manera más popular de demostrarlo es la de poner el tenedor y el cuchillo en vertical sobre el plato, uno al lado del otro, colocando siempre el tenedor a la izquierda y el cuchillo con la sierra mirando hacia dentro.

Estas son algunas de las claves para convertirte en el perfecto comensal. Para que nos demuestres estas dotes, te animamos a visitar cualquiera de los restaurantes que tenemos en NH. Seguro que acabas poniendo los cubiertos de manera transversal. 😉

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*