11 consejos para sobrevivir a una cena de empresa

Por Diego Feijoo | 12:30

Diciembre es, por excelencia, el mes de las cenas. Sobre todo porque llegan las fechas navideñas y con ello las vacaciones y porque siempre nos gusta despedir el año rodeado de nuestros seres queridos. A ello, tenemos que unirles las cenas con los amigos, con el equipo y a lo que hoy nos vamos a dedicar: con los compañeros de trabajo. Por eso, hoy desde NH Hotel Group, te damos una guía de supervivencia para ir a una cena de empresa estas navidades y sobrevivir en el intento.

Parece que no, pero una cena de empresa puede conllevar más importancia de la que tú le das. Tampoco es que nos encontremos en una entrevista con el departamento de recursos humanos, pero un comportamiento inadecuado nos puede marcar delante de los jefes. Por ello, apunta estos consejos que te damos:

Cuidado con el alcohol. Primera y básica norma. Estamos en una cena, y lo normal es que tanto durante la comida como después sirvan bebidas alcohólicas. No te decimos que ni te mojes los labios, pero sí que no te pases con la bebida. Puedes perder el pudor y deshinibirte,  y acabar haciendo o diciendo cosas de las que te puedas arrepentir.

No vayas en coche. No se te ocurra coger el vehículo para ir a la cena. Aunque pienses que no vayas a beber, a nada que te tomes 2 copas con la emoción del momento, puedes dar positivo en el control de alcoholemia. Primero pones en riesgo tu seguridad y la de los otros conductores, y segundo, aunque mucho menos importante, la fama que arrastrarías entre tus compañeros no sería la ideal.

Mesura con la comida. No te abalances sobre los platos. Sí, todo tiene una pinta estupenda y dan ganas de devorarlo, pero hazlo con tranquilidad que seguro que hay raciones para todos, y así no quedas mal.

Espera a que estén todos servidos. Es una cena de empresa, lo normal es que seáis unos cuantos y que no a todo el mundo le sirvan a la vez. Espera a que todo el mundo tenga su plato, no tengas gestos de mala educación.

Temas a evitar. Aunque creas que estamos en confianza hay temas a evitar a toda costa por riesgo a la confrontación. Cada uno tiene su ideología, valores y educación por lo que meterse en temas polémicos como la religión o la política es algo absolutamente desaconsejable.

Actitud. Ni seas el que monopoliza las conversaciones ni el que no participa en ninguna. Un término medio, siéntete partícipe y cómodo pero sin llegar a los extremos: ni líder ni invisible.

Chistes. Cuidado con los chistes. Que tomamos un par de cañas y se nos va la lengua. Hay chistes de todos los colores (nunca mejor dicho) y algunos de ellos no son aptos para todas las moralidades. Puedes crear conflicto o resultar desagradable tocando según qué tema. No sabes qué público tienes.

Cuidado con ligar. Cena, nocturnidad y alevosía, alcohol… no son buenas compañeras. No es el mejor día para dar rienda suelta a los flirteos. Luego todo se sabe y no querrás ser el centro de los rumores y chismes. Si alguien te gusta de verdad, elige otro día para tirarle los trastos.

No hables del jefe. Aunque se siente en la otra esquina de la mesa y creas que estás en confianza con los compañeros no se te ocurra hablar mal de un superior. Al final todo esto se sabe.

Los bailes. Ten cuidado con la forma de bailar. Hay música, estáis en un ambiente distendido…pero siguen siendo tus compañeros de trabajo. No des la nota, y no se te ocurra bailar con movimientos que sugieran ningún componente sexual.

Cuidado con las fotos. En un mundo en el que las redes sociales estén a la orden del día tienes que tener cuidado. Sí, igual los jefes se han ido, te quedas con los más afines a ti, la noche avanza…y acabas sacándote fotos con la corbata en la cabeza totalmente desatado. Y al día siguiente están en Facebook… y tienes a tu jefe entre tus amigos. Ten cuidado.

Estos son algunos de los consejos que te damos desde NH Hotel Group para que superes el trance de sobrevivir sin consecuencias a una cena de empresa. Discreción y mesura son claves para salir airoso. Y recuerda que si por lo que sea tienes la cena lejos de tu hogar, y el transporte no es el adecuado para volver, siempre tendrás un NH esperándote. ¡Disfruta!

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*