Cómo elegir el Ramo de Novia Perfecto

Por Carlota Nelson | 16:13

Los ramos son como los vestidos. Cada novia necesita uno, tienen tamaños y formas distintas y suponen gran parte del presupuesto. Entonces, ¿cómo elegir el ramo perfecto?  Aquí van nuestros consejos que te ayudarán a  seleccionar qué tipo de flor y qué arreglo será el perfecto para ti.

Antes de elegir hay que tener varios factores en cuenta.

¿Qué vestido llevarás? ¿Largo, corto,  informal, de color, blanco princesa… ? Dependiendo de estos factores y otros, podrás elegir un ramo u otro. Para vestidos más formales y largos, los ramos de tallo alto y más elaborados van mejor. Si tu vestido es algo más informal, ramos más pequeños y naturales son la opción ideal.  En cualquiera de los casos, si lo que quieres es destacar la parte frontal del vestido, elige un ramo más pequeño. Si tu vestido es mas bien sencillo y elegante, quizás lo mejor sería elegir un ramo en forma de cascada.

¿Qué tipo de boda vas a celebrar?  ¿Será formal, semi-formal, informal? ¿Lo piensas celebrar en el campo o en una playa paradisíaca? ¿O será una boda urbana y cosmopolita? ¿Lo celebrarás de día o de noche? La respuesta a estas preguntas también afinarán la búsqueda.

¿Cómo eres? El tamaño de tus caderas, la altura, el color del pelo, la forma de tu figura también te indicarán qué ramo es el más apropiado para ti. Si el ramo es demasiado pequeño, hará que tus caderas parezcan más anchas. Los ramos largos o de cascada ayudarán a estilizar tu  silueta. ¿Quñe flor te presenta mejor? Lo siguiente que tienes que pensar es el tipo de flor que más te gusta y que mejor representa tu personalidad.  Acuérdate de que cuanto más personalices el gran día, mejor te sentirás.

Cada flor tiene su significado. Las orquídeas representan el amor, las gardenias representan la felicidad, los tulipanes recuerdan a la primavera. Si lo deseas nuestros floristas podrán ayudarte.

Sabiendo qué flores son tus preferidas por color, olor o significado, podrás empezar a pensar en el estilo de ramo. Aquí te enseñamos los estilos más populares pero recuerda que, ya que es tu día, intenta añadir algún detalle especial que ayude a transmitir quién eres.

 

Cascada. Este tipo de ramo tiene forma de cascada, es decir que las flores van cayendo en capas. Prácticamente cualquier tipo  de flor como los gladiolos, las dalias y las orquídeas. Este ramo es ideal para bodas de día y más formales.

De Muñeca. En lugar de llevar el ramo en la mano, esta versión se coloca en la muñeca con una goma elástica y te permite tener las manos libres. Las orquídeas, rosas de tallo alto o los gladiolos son los que más se utilizan. Ideales para bodas de día. En primavera o verano, las flores de temporada son los tulipanes, las peonias y las plantas bulbosas.

Ramo en Domo. Este tipo de ramo es una nueva versión del ramo redondo. De dimensiones medianas a grandes con las flores formando un domo, este ramo va sujeta en la base con un listón o una pieza de tela. Sirve cualquier tipo de flor y el arreglo puede ser formal como informal. Lo bueno de este tipo de arreglo es que tienes una gran libertad de diseño, opciones y variaciones. El ramo en domo es perfecto para bodas más discretas y las mejores flores son las rosas y los lirios.

Ramo Moderno. El más original ya que parece que las flores han sido unidas al azar. El secreto es que cada flor y detalle está más que calculado. Una variedad de flores silvestres suele ser la mejor opción. Si no vas de blanco, el ramo moderno es una opción estupenda.

Lo importante es elegir el ramo que más se acople a tu estilo. El que más marca tendencias este año es el ramo moderno al que le puedes añadir algún detalle personal. Recuerda que cuánto más estilo propio sea, mejor.

Al casarte en NH Hoteles recuerda que nuestro servicio de floristería está a tu disposición para ayudarte y supervisar hasta el más mínimo detalle.  Sobre todo recuerda que solo tendrás que pensar en las flores de tu ramo porque la decoración floral de las mesas con un centro especial para la presidencia te lo regalamos nosotros.

 

Photo Credits: Shelley Rich

Photo Credits:  Tobias

 

 

 

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*