Barcelona verde: los mejores jardines de la Ciudad Condal

Por NH Hotels | 13:33

Barcelona puede presumir de ser una ciudad verde y buena cuenta de ello dan los parques y jardines que se aparecen por doquier al caminar por sus calles. Desde grandes espacios turísticos, a pequeños oasis muchas veces desconocidos para el gran público, te presentamos una selección de algunos de los mejores parques en los que pasear bajo el sol de otoño o para pasar una entretenida mañana de sábado con niños.

De visita obligada en la Ciudad Condal es el Park Güell, un escenario de cuento salido de la imaginación del genial Gaudí. Proyectado a principios del siglo pasado como parte de un complejo residencial de lujo, este jardín público encandila con sus serpenteantes formas, las columnas de inspiración orgánica y los coloridos mosaicos de trencadís. Déjate seducir desde la misma entrada con los pintorescos edificios de la antigua portería y la escalinata -donde no te puedes perder la famosa fuente del dragón- que lleva hasta la parte alta. Evádete entre las columnas de la Sala Hipóstila y contempla el sol caer sobre la ciudad desde la Plaza de la Naturaleza.

Siguiendo la senda de Gaudí llegamos a nuestra siguiente parada. Aunque no es obra suya, el arquitecto dejó su impronta en varios elementos del Palacio de Pedralbes. Un camino a la sombra de frondosos tilos conduce hasta el edificio principal, frente al cual una estatua de Isabel II se levanta en el centro de un estanque. Los jardines palaciegos están plagados de elementos únicos, como el umbráculo y la estatua de Hércules de Gaudí, o la Koloniahaven, una casa de juegos diseñada por el equipo de Miralles y Tagliabue. Aprovecha el paseo y visita los museos de Artes Decorativas y Cerámica, alojados en este real edificio.

El arte está presente en todos los rincones de una ciudad que ha servido de inspiración para grandes genios. Junto a la Plaza de España se encuentra el Parque Joan Miró, homenaje de Barcelona al maestro del surrealismo. La escultura Mujer y pájaro se alza majestuosa en el estanque. En la parte baja, chopos, palmeras y encinas ofrecen un espacio verde en pleno corazón de la ciudad. Se trata de un parque frecuentado por vecinos que acuden allí a relajarse, jugar a la petanca o disfrutar del placer de la lectura en la biblioteca.

La montaña de Montjuïc es el gran pulmón de la Ciudad Condal. La Exposición Internacional de 1929 y, nuevamente, los Juegos Olímpicos de 1992 hicieron que el potencial de esta zona fuera descubierto. Instalaciones deportivas, zonas verdes, espacios de ocio e instituciones culturales. Este parque se funde con la ciudad, ofreciendo una fusión entre urbe y naturaleza, y desde su castillo puedes contemplar unas vistas inigualables de Barcelona y de la costa.

En la zona norte, a los pies de la sierra de Collserola se abre un idílico vergel. El Parque-Laberinto de Horta, el más antiguo de la ciudad, combina dos espacios, un jardín neoclásico y otro romántico. Una escultura de Ariadna y Teseo da la bienvenida a un laberinto de cipreses en el que pasear o perderse. Desde el mirador de Belvedere ofrece una magnífica panorámica del parque y del bosque que lo rodea. Un día de picnic en plena Barcelona suena bien ¿no?

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*