Bibliotecas, el nuevo espacio para teletrabajar

Por NH Hotels | 11:47

Aunque todavía no es lo más habitual, muchas empresas ya utilizan la modalidad del teletrabajo como una fórmula más entre sus empleados. A estos se suman los profesionales free lance, así como muchos autónomos y trabajadores que, por un motivo u otro, se ven obligados a trabajar desde casa. A las opciones más conocidas entre estos profesionales, como habilitar un espacio de trabajo en el propio hogar, alquilar una oficina o buscar un centro de coworking, se suman ahora las bibliotecas, que dejan de ser un lugar exclusivo para libros y estudiantes y se convierten en un emplazamiento perfecto para el buen desempeño de la jornada laboral. Te contamos por qué…

Salir de casa: Muchos expertos coinciden en que es mucho mejor y más productivo salir de casa. Las razones son muchas, pero entre las más importantes están el tener la oportunidad de desconectar y, sobre todo, separar mentalmente tu casa de tu trabajo. En muchas ocasiones esto no es posible debido al coste que suele suponer el alquiler de cualquier espacio, por lo que las bibliotecas se convierten en un aliado perfecto para lograr este objetivo. Con un coste cero, cualquier biblioteca te ofrece la opción de salir de casa y disfrutar de un espacio tranquilo en el que poder desconectar y centrarte en tu trabajo.

Comodidad: Hoy en día, cualquier biblioteca te ofrece todas las condiciones idóneas para disfrutar de una tranquila jornada de trabajo: silencio, asientos confortables en muchos casos, escasas distracciones (a menos que te vayas a una biblioteca universitaria en época de exámenes), espacio de sobra y tranquilidad. A estos factores se suman comodidades extras que, además, también suponen un ahorro frente a los costes de cualquier oficina o despacho: wifi gratuito, aire acondicionado en verano, climatización en invierno…

Huir de las distracciones: Trabajar en casa implica un ejercicio (difícil, en muchas ocasiones) de disciplina y voluntad. Tener un horario, centrarse en la tarea, saber cuándo es el momento de parar, no ceder ante las tareas domésticas pendientes, o incluso evitar la llamada constante del frigorífico… Huir a una biblioteca como el que está obligado a trabajar en unas oficinas (y, además, hacerlo con un determinado horario) es una idea excelente a la hora de organizar la jornada de trabajo. Además, si te entran ganas de desayunar o de tomar un café, muchas disponen de cafetería (dentro o a escasos metros) o máquinas de vending.

Relacionarse con los demás: Muchos trabajadores que desarrollan su labor en casa aseguran que, a pesar de sus ventajas, pasarse todo el día en casa, sin hablar con nadie o en pijama, puede llegar a ser muy triste y deprimente. Por eso, ponte el despertador, vístete como si fueras a las oficinas de cualquier empresa, coge tu ordenador y vete a una biblioteca. Puedes encontrarte con otros teletrabajadores y relacionarte con profesionales con los que compartir intereses y, por qué no, incluso buscar sinergias.

Un extra: reconciliarse con la lectura: Una idea maravillosa puede ser aprovechar tus incursones diarias a tu nuevo “centro de trabajo” para fijarte un nuevo propósito: disfrutar de la lectura. Cualquier biblioteca pone a tu disposición una gran muestra de libros de todo tipo, por lo que, tanto a nivel personal como si quieres profundizar en tus competencias técnicas, puedes encontrar literatura de sobra para retomar (si en algún momento lo perdiste) el buen hábito de la lectura o, incluso, reciclar algunos de tus conocimientos profesionales.

Por lo tanto, si eres una de tantas personas de nuestro país que trabajan por cuenta propia o desarrollas tu labor profesional bajo la modalidad del teletrabajo, no lo dudes. Huye de la monotonía y aprovecha las ventajas que te ofrece cualquier biblioteca de tu ciudad. A coste cero, un espacio en el que puedes disfrutar de casi todas las ventajas que te ofrece cualquier oficina o despacho al uso pero, con un valor añadido, el de la tranquilidad. ¿Te animas a probar?

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*