5 consejos para combinar dulces y gimnasio

Por Diego Feijoo | 11:25

Sabemos que te encanta ir al Metropolitan pero que eres incapaz de resistirte a las delicias de un desayuno AntiOx… tranquilo: el gimnasio no te prohibe comer dulces. Hoy, desde NH Hotel Group, te damos las claves para que tu cuerpo no se resienta ante los pequeños caprichos que todos tenemos.

Siempre escuchamos que los dulces engordan, y en el fondo es cierto, pero también hay forma de que engorden menos y de que tu organismo no lo note. Como todo, tomarlos en exceso es perjudicial, pero si eres una persona golosa a la que le encanta los dulces puedes seguir estos consejos para que a final de mes no notes que tu peso ha incrementado:

No prohibimos los dulces. Simplemente moderamos y limitamos su consumo. Y también podemos suplantarlos por alimentos dulces más saludables. Lógicamente no engorda lo mismo una palmera que una fruta, así que te recomendamos tomar una manzana o un melocotón como sustitutivos de bollerías.

Consumo de calorías. A mayor ingesta de calorías más hay que quemar. Eso es tan lógico como necesario. Así que si un día te quieres dar un capricho en forma de tarta de chocolate que antes o después hayas hecho un buen entrenamiento, de otra forma lo notarás en el peso.

Cómo quemar calorías. El primer combustible que se usa durante el ejercicio es una sustancia llamada glucógeno, que está almacenada en los músculos y en el hígado, para estos menesteres. El glucógeno es glucosa unida entre sí. En otras palabras, es azúcar almacenada, aunque esto no es grasa y por tener más glucógeno no estás más gordo. Cuando consumes más calorías de las que usas y las reservas de glucógeno en el músculo y en el hígado están llenas; este último comienza a fabricar grasas,que son la que te engordan. Por eso es importante hacer ejercicios intensos para quemarlas.

Cuando se consumen más calorías. El mejor momento para consumir azúcares es durante el ejercicio y la hora posterior a su realización. En este momento el músculo está “vacío” y captará todo azúcar que ingrese para almacenarlo en forma de glucógeno (no de grasa). Pasado este período, al estar llenas las reservas, lo que ingrese se convertirá en grasa.

Snacks, barritas… No es lo más recomendable, pero visto que muchas veces la tentación es más fuerte que la fuerza de voluntad, las distribuidoras de productos energéticos se han puesto las pilas y cada vez tienes más y más opciones de dulce en forma de barritas energéticas con muy pocas grasas, bajas en calorías y con un sabor dulce y sabroso para que no eches de menos un helado de chocolate.

Estos son algunos consejos que te damos para que si no puedes dejar los dulces, al menos lo hagas de una manera moderada y saludable. Hay posibilidad de combinar deporte y dulces pero siempre de una manera responsable y cuidando la dieta. Así que ya no tienes excusa, apúntate al gimnasio de tu NH más cercano donde los mejores profesionales te informarán.

 

Publicar un comentario

Su correo electrónico nunca es publicado ni compartido. Los campos obligatorios están marcados *

*
*